El País rectifica su estrategia on-line

«ELPAIS.es, para todos»: así se titula la rectificación de una aventura desafortunada que ha durado casi tres años. Ese es el tiempo que ha aguantado El País el «cerrojazo» de su página Web. Hace casi un año decíamos aquí, refiriéndonos a la guerra por la supremacía entre los periódicos on-line: «¿hasta cuándo podrá seguir manteniendo su imagen de medio líder en el mundo hispanohablante con unos ridículos 25.000, o 50.000 usuarios, frente a cifras de millones de usuarios de otros medios?».
Ahora dicen que, a partir de hoy, se renuevan «para dar respuesta a las cada vez más crecientes demandas de los usuarios de Internet» y que desde ahora en adelante permitirán «acceder a toda la información actualizada por la redacción digital durante las 24 horas del día, 7 días a la semana». No es cierto que lo hagan para dar respuesta a las demandas de los internautas (que más lo demandaban cuando dieron el cerrojazo, pero entonces pensaron que cobrar por los contenidos era una buena idea), sino para evitar ser barridos por completo de Internet. Hace dos años, El País en abierto hubiera sido el líder sin discusión en el panorama informativo en español. Hoy, pueden que lo consigan. Pero también puede que hayan llegado un poco tarde. Lo veremos.