Mi nuevo servidor Plex

Sacando partido a MartinServer con un gestor de contenidos multimedia

plex
Para quien no lo conozca, Plex es un gestor de contenidos multimedia cliente-servidor. Instalándolo en nuestro propio equipo (un pc normal y corriente, un servidor, un NAS o incluso una Raspberry-Pi), podemos organizar y visualizar en una interfaz muy amigable nuestras películas, series, fotos, canciones y cualquier otro tipo de archivos multimedia. Añade, además, todo tipo de información (carátulas, director, actores, sinopsis,  trailers, etc) sobre cada película o serie de forma automática.

Consta, como hemos dicho, de una parte servidor y una parte cliente:

Plex Media Server

El servidor, el Plex Media Server, lo podemos instalar en Windows, Mac OS, Linux, FreeBSD o en un NAS. Es el que se encarga de gestionar los archivos multimedia, organizándolos en librerías (“música”, “películas”, “series”, etc) y se encarga de enviar los contenidos hacia los dispositivos reproductores (clientes). Una de las características más interesantes es la “transcodificación”, que, explicándolo pronto  y mal, significa que Plex analiza dónde quieres reproducir tu contenido y si, por ejemplo en un teléfono móvil, tiene restricciones de bitrate o no puede interpretar algún códec específico, Plex transforma (transcodifica) ese contenido de manera que pueda ser visualizado en tu reproductor, no importa las limitaciones que tenga. Otra función interesante es que tu servidor es accesible desde cualquier lugar a través de internet, por lo que te llevas tus películas y series contigo allá a donde vayas. Y, además, te permite compartir tu contenido con los amigos que quieras, se encuentren en la parte de mundo que se encuentren.

Reproductores

Hay reproductores disponibles para las principales plataformas: teléfonos móviles (android e iPhone), smart TVs, PlayStation, Roku, etc, así como una interfaz web llamada Plex Web App.

Plex no es software libre, a pesar de estar basada en Kodi (la antigua XBMC). Sin embargo, se puede utilizar gratuitamente, aunque hay una versión de pago (PlexPass) que ofrece funcionalidades avanzadas, y algunos clientes (el de iPhone, que yo sepa) son de pago también. En cualquier caso, tanto la funcionalidad como la usabilidad de Plex lo hacen, desde mi punto de vista, la mejor opción.

Instalación

En primer lugar, creamos una cuenta de usuario de Plex en https://www.plex.tv/sign-up/. Seguidamente, descargamos en nuestro equipo el fichero de instalación (MartinServer usa Ubuntu Server, por lo que me descargué el instalador para Linux) :

wget https://downloads.plex.tv/plex-media-server/xxxxxxx/plexmediaserver_xxxxxxx_amd64.deb   (substituir xxxxxxx por la última versión de Plex)

A continuación instalamos el paquete:
sudo dpkg -i plexmediaserver_xxxxxxx_amd64.deb   (substituir xxxxxxx por la última versión de Plex)

A partir de ese momento, seguimos las instrucciones de instalación. Borramos el fichero de instalación.
rm plexmediaserver_xxxxxxx_amd64.deb   (substituir xxxxxxx por la última versión de Plex)

Y ya está listo para utilizar.

Configuración

Para configurar Plex Media Server, si estamos en la misma máquina en la que lo hemos instalado, entramos en cualquier navegador a la URL http://127.0.0.1:32400/web. Si es desde otro equipo, obviamente tendremos que substituir la IP. Aquí tenemos que introducir nuestro nombre de usuario y contraseña de Plex.

Ahora ya lo único que tenemos que hacer es crear nuestras propias bibliotecas de contenido (películas, series, musica, etc), decirle a Plex en qué ubicación están almacenadas… y nada más. Ya podemos disfrutar de nuestro propio servidor de contenidos multimedia. Eso sí, es muy recomendable, para que Plex reconozca adecuadamente los contenidos y pueda bajar el contenido adicional (carátulas, autores, actores, trailers, sinopsis, etc) seguir las recomendaciones de nomenclatura de Plex.

 

Deja un comentario