La Jarota

Producción de espectáculos
La Jarota

David César,  también conocido como DaCésar o como El Cómico Heavy, siempre ha sido uno de mis héroes. Cuando le conocí, era un experto en Cognos. Él, más o menos junto con Sergio, otro compañero de trabajo, eran los gurús en Business Intelligence, área en la que yo no tenía la más mínima idea. Lo mio eran los Gestores de Contenido, la accesibilidad y la usabilidad.
Lo cierto es que era una tarea muy especializada y apreciada dentro de la empresa. Al fin y al cabo, los informes ejecutivos que acababan llegando a manos de la dirección dependían de su trabajo.

Ocurrencias

Pero a David todo eso le traía al pairo. Le aburría su trabajo, le parecía intrascendente, gris, pesado. A él lo que le gustaba era la escritura, el cine, el teatro… y el humor. Para esto último tenía un don natural. Era un disparadero incontrolado de ocurrencias, a cada cual más descacharrante.
Claro que sus agudezas hacían diana en todos y cada uno de los que le rodeábamos. Unos lo llevábamos bien, otros no tanto.

Recuerdo cómo, de puro aburrimiento, pasábamos horas y horas hablando de cualquier cosa menos de asuntos laborales. No sé cómo, acabamos hablando de blogs. Yo tenía martinalia.com y m4rt1n.com, además de mantener en mi servidor los blogs de varios amigos.
A David se le iluminaba la mirada, se interesaba más y más en el asunto. Me preguntaba y repreguntaba, quería consejo para montar su propio blog. Y lo montó: primero fue el Diario de un aspirante a jefe, donde asumía el papel, deformado como por los espejos del Callejón del Gato, de un compañero, y donde le daba un repaso inmisericorde e hilarante a todos cuantos trabajábamos en esa oficina. A punto estuvo de traerle algún problema, pero daba igual. Ya estaba desbocada la fiera creativa que llevaba dentro. Después de ese blog vino Truman y sus problemas, pero lo más importante es que había tomado en firme la decisión de que se dedicaría a vivir de su creatividad.

Tiempo después, el “experto en Cognos” ya era historia. David abandonó su gris trabajo y nació El Cómico Heavy, que desde entonces se ha recorrido España de arriba a abajo con su desternillante cosmovisión. Para él ha sido la libertad. Para todos nosotros, un sorprendente hallazgo.

La Jarota

Ahora, años después de todo esto, David César, junto con Ángela y Pablo Gime, ha dado un paso más. Ya no sólo es un cómico, sino todo un “gestor cultural”. Vamos, que para que se lo lleven otros calentito, pues mejor organizan ellos el cotarro. Y así ha nacido La Jarota, una asociación cultural de producción de eventos musicales y gestión cultural, bastante centrada en shows de monólogos y eventos musicales de rock, punk rock y heavy rock.

Por supuesto, la web de La Jarota (como la web de Pablo Gime) las alojo en mi servidor. Así, con la excusa de la clave del FTP y otras chorradas, nos da para vernos más a menudo. Suerte, y a triunfar.