5 buenas razones para contratar a un profesional extranjero

¿Por qué una empresa va a contratar un profesional extranjero cuando hay tantos, y tan buenos, profesionales brasileños?

Está claro que un extranjero no es mejor que un brasileño de ninguna manera. En europa,  los directivos brasileños son muy apreciados,  especialmente en el ámbito de la ingeniería y del Business Management.

Entonces, ¿por qué contratar a un europeo,  por qué contratar a un español?

Aquí esbozo cinco razones a tener en cuenta:

  1. El punto de vista. La innovación y el éxito en el mercado están determinados muchas veces por saber  diferenciarse de la competencia. Un profesional extranjero puede ofrecer muchas veces una perspectiva diferente que puede hacer triunfar a su empresa.
  2. El “síndrome de Hernán Cortés”.  A veces, el profesional extranjero lo deja todo atrás y depende en exclusiva de su propio esfuerzo para salir adelante.  Como Hernán Cortés, “quema los barcos”,  no tiene el apoyo de familia ni amigos,  y sólo una completa involucración con la empresa es la opción.
  3. El mercado internacional. Brasil cada vez más es una potencia económica mundial,  que no puede pensar sólo en términos locales.  Un profesional latinoamericano o español facilita enormemente la proyección hacia el mercado latinoamericano.
  4. La experiencia. El estado del mercado no es igual en todas partes del mundo. Algunos sectores que en Brasil están en pleno crecimiento, en España ya están en plena fase de madurez.
  5. La diversidad. Un entorno de trabajo multicultural es terreno propicio para la creatividad y la innovación, factores que de nuevo nos pueden hacernos triunfar en el mercado

Dudas prácticas

Dudas

Dudas

En este tiempo ya he tenido cuatro entrevistas de trabajo  (tres por videoconferencia) y, en todas, un elemento común: quieren que el tipo de contrato sea PJ. Llagados a este punto me entran las dudas, puesto que este tipo de contrato supone la pérdida de derechos como el INSS y el FTGS.
¿Qué es lo más adecuado para mi? ¿Aceptar la modalidad PJ, o por el contrario exigir un contrato CLT?
Todas las personas que he consultado me dicen lo mismo: depende.
Según Icaro Queiroz, por ejemplo,

Algunas simulaciones realizadas por instituciones de contabilidad concluyen lo siguiente:

  • Un empleado que gana hasta 1.500,00 reales mensuales necesitaría ganar entre el 60% y el 80% más como PJ para equipararse, porque los benefícios varían de empresa a empresa. el porcentaje va disminuyendo a medida que el salario aumenta.
  • Para quien gana más de 5.000,00 reales mensuales, con un 35% más como PJ se equipararía;
  • Para los que ganan más de 10.000,00 reales mensuales, un 25% más sería suficiente.

En cualquier caso, está claro que, si finalmente acepto la modalidad PJ, tengo que ser especialmente cuidadoso con el cálculo de la oferta.

Los profesionales norteamericanos también prefieren Brasil

Según ha publicado DCI – Comércio, Indústria & Serviços, citando fuentes del Ministerio de Trabajo, 5.891 americanos han obtenido visado de trabajo en Brasil entre enero y septiembre de 2010 – número ya superior al alcanzado en todo el 2009, cuando se concedieron 5.590 permisos a ciudadanos norteamericanos. Está claro que no soy el único extranjero que tiene como objetivo Brasil.

Y no me extraña. La falta de trabajadores cualificados tira para arriba de los salarios: los ejecutivos en  Sao Paulo ya están ganando más dinero que sus homólogos en Nueva York, Singapur o Hong Kong. “Los paquetes salariales de las empresas brasileñas son muy atractivos”, confirma Olavo Chiaradia, de la consultora Hay Group, en el mismo artículo publicado por DCI. 

Twitter y los RRHH

twitterHace una semana terminé un estudio sobre el uso de las redes sociales entre las empresas del IBEX 35. Sólo una de estas empresas (Acciona) tiene una estrategia coherente y planificada para utilizar las redes sociales desde el punto de vista de los RRHH.

Otras empresas usan esporádicamente su página en Facebook o su Twitter para reclutar candidatos. En otros casos, son directamente iniciativas personales de algunos consultores de RRHH que aprovechan este canal, utilizando sus perfiles privados, para ayudarse en el trabajo.

Y éste último caso me recuerda una divertida anécdota.

Me reí mucho en una entrevista de trabajo reciente. El perfil era claramente el mío. Todo iba bien, hasta que llegó la fatídica pregunta: “¿cuánto quieres ganar?” Dije la cantidad y la entrevista acabó abruptamente. Me dijo: te llamaremos pronto, muchas gracias por todo.

Pero la consultora que me entrevistó twitteó al poco tiempo: “Busco experto en Social Media con perfil…”. Con mi perfil.

Sé que nunca me va a llamar, lo sé. Pero a través de Twitter. 

La primera entrevista

Aún no he sistematizado mi sistema de busca de empleo. He inscrito mi currículum en algunos portales de empleo (Infojobs Brasil, Vagas.com.br, Catho Online…) y he buscado perfiles similares al mio. Hay mucha oferta.

Pero yo, lógicamente, aún estoy un poco desorientado. He inscrito mi currículo en algunas ofertas, y esperé.

Yo no tenía mucha esperanza, pero de repente ¡obtuve una respuesta! Un headhunter de Sao Paulo me ha solicitado una entrevista. Ok. La primera nunca es la definitiva, pero es un primer paso.

Hablamos por Skype, más o menos media hora. Él me dijo que mi portugués es muy bueno, pero que mi acento es gracioso. Objetivos, habilidades, experiencia… Pero sobre todo, quiere saber por qué deseo ir a Brasil. No se lo digo, pero lo pienso: Brasil es mi destino

Segundo paso: las Redes Sociales

Yo estoy presente de una forma u otra en internet desde 1999. No obstante, quizá porque quedé saturado, hace años que tengo un perfil bajo en Internet. Sin embargo, profesionalmente he dirigido proyectos ambiciosos de “Estrategia de Presencia Online” , para clientes de gran porte, que han hecho uso intensivo de los Social Media.

Y no lo han hecho de forma deshilvanada, sino como parte de una estrategia integral de comunicación. Ahora es el momento en que me toca a mi. Tengo que aplicar esos conocimientos a la promoción de mi “marca personal”.

El diseño llamativo de mi currículo tiene que verse complementado con una presencia activa en redes profesionales como LinkedIn. Y también tengo que aprovechar el potencial de Facebook, Twitter e incluso de herramientas como Prezi.
Y tengo que conseguir que sea una acción integrada, coherente con mi sitio web, con mi estilo, con mi experiencia y con mis objetivos.
Espero estar en el buen camino.

Primeros pasos en mi camino hacia Brasil

Tener una gran experiencia profesional o tener una óptima formación académica sin duda es algo que nos ayuda a encontrar trabajo. Pero no es lo esencial.

Según Randstad, el 38% de los trabajadores encontró su último empleo gracias a la ayuda de familiares, amigos o conocidos. Por eso mi primer paso en la búsqueda de trabajo en Brasil va a ser justamente ese: pedir ayuda a todos los amigos que tienen contactos en Brasil. Espero encontrar oportunidades en empresas como Mapfre, Indra o Everis, entre otras… Todas ellas son empresas españolas con presencia en Brasil, y en todas ellas tengo algún buen contacto.

Ojalá que haya suerte…

El currículo

Hoy tengo que hacer lo más básico para encontrar un empleo: redactar el currículo. Desde el año 2000 yo no me había tomado en serio esta tarea: no había sido necesario. Al contrario, por mis manos han pasado cientos de curriculae en ese tiempo.

Y algo he aprendido: el currículo perfecto no existe, pero el peor currículo es el que pasa desapercibido. Así que me he puesto a la tarea con la intención de que sea muy visual, escueto, telegráfico casi.

Es imposible resumir más de 20 años de experiencia en una hoja, pero al menos yo quiero que mi currículum no vaya directamente a la papelera.Voy a colocar una foto de cuerpo entero, voy a diseñar el currículo como si de un folleto comercial se tratase. Va a ser colorido, llamativo. Espero que impactante. Después, si a alguien le interesa, puede llamarme para pedir detalles. El formulario de contacto está para eso.