Dispongo de Barcos

Una web improvisada para una película raruna

Dispongo de Barcos Hace unos días, Juan Cavestany me llamó emocionadísimo: “ya hemos acabado ‘Dispongo de Barcos’ ” me dijo. Un loco proyecto que comenzó hace unos meses codo a codo con Antonio de la Torre, coproductor del asunto, y la colaboración desinteresada de bastantes amigos, entre ellos los protagonistas (el propio de la Torre, Roberto Álamo, Diego París y Andrés Lima).

Habían sido bastantes meses rodando a salto de mata. Cuando Juan o cada uno de los actores buenamente podía, entre rodaje y rodaje, entre función y función. Presupuesto, cero. Sólo Juan y su cámara casera, un grupo de amigos dando vida a una historia ya mítica en el grupo (ya habían rodado mucho antes un corto, El Golpe, germen del argumento de Dispongo de Barcos; después de aquello, sobre todo Antonio de la Torre no había vez que coincidiéramos que no dijera: “Juan, tío, tenemos que hacer la película”).

Y, cómo no, yo también quise poner mi granito de arena. Hace unos meses Juan me llamó para rodar una escena en el Teatro Lara. Yo no conocía el guión ni el contexto, pero me dejé guiar. Estábamos solos Juan, Claudio de Casas y yo. El teatro, absolutamente vacío por lo demás, tenía un aspecto fantasmagórico que -como supe después- le venía de maravilla al rodaje. Fue mi primera y única “aparición estelar” en una película 🙂 .

Sitges

Pero esto no es más que anecdótico. Realmente, mi colaboración relativamente valiosa vino después. Juan, cuando me llamó para anunciarme que la película ya estaba terminada, me pidió ayuda para hacer la página web de la misma. “Vamos al festival de Sitges la semana que viene -me dijo- y la web ya está anunciada en todos lados… pero hay que montarla”.

Dicho y hecho. Me puse en contacto con otro de los desinteresados colaboradores del proyecto, el diseñador Álex Muñoz de Escalona, que me pasó todo el material gráfico, y en un plis-plás quedó lista la web de Dispongo de Barcos: http://www.dispongodebarcos.com.

Ahora, que haya suerte. A ver qué recorrido tiene esta película que Juan dice que no es “experimental”, sino simplemente “raruna”.