OpenText compra Vignette

OpenTextLa anunciada adquisición de Vignette por la canadiense OpenText ha sacudido por completo el ya de por sí bastante ajetreado mercado de la Gestión de Contenidos. Todos sabíamos las dificultades por las que atravesaba el decano y antaño intocable gigante del WCM, pero una noticia de este calado ha generado sorpresa y expectación.

OpenText, uno de los grandes indiscutibles, había forjado en los últimos tiempos una alianza más que estrecha con SAP, con la que ha consolidado una oferta complementaria que, además, le ha abierto una puerta privilegiada de acceso a las grandes corporaciones. Había, además, iniciado adquisiciones estratégicas como la de Vizible. Pero la compra de Vignette es, sencillamente, otra dimensión.

Casi que se puede hablar que después de este paso se cierra toda una época en el mundo de la Gestión de Contenidos y se abre otra totalmente nueva, aún con características inciertas.

La empresa radicada en Ontario va a desembolsar unos 310 millones de dólares en la compra de Vignette. Pagará unos 8 dólares en efectivo por cada acción de Vignette, más un plus de 0.1447 acciones de Open Text por cada una de Vignette. Un total de 12.70 dólares por acción, un 74% por encima del valor nominal de las acciones de Vignette.

Además de impresionantes, las cifras abren toda una serie de interrogantes que no serán fáciles de contestar. Tecnológicamente hablando, OpenText y Vignette se solapan en gran medida, por lo que no cabe esperar que se vayan a producir sinergias. Sencillamente, todo apunta a que se mantendrá la marca durante un tiempo, pero que lo que realmente se está haciendo es asaltar a las bravas una porción más que jugosa del mercado.

OpenText tiene tras de sí una larga tradición de crecer a base de adquisiciones (como cuando se hizo con RedDotal comprar Hummingbird en 2006). Probablemente su intención con Vignette sea ahora la misma, pero está por ver que esta vez no se le vaya a indigestar el bocado.

Deja un comentario