Vignette intenta levantar cabeza tras su “annus horribilis”

vignetteVignette, que fuera hace no tantos años líder sin discusión dentro del software de Gestión de Contenidos, vio durante 2008 cómo se le escapaban clientes entre las manos, los ingresos descendían en picado y las diversas apuestas por fortalecer su oferta (fundamentalmente en torno a la incorporación de vídeo y capacidades colaborativas) no cuajaban en el mercado.

Lo peor de todo vino apenas dos días antes de la navidad: Vignette escogió, quizá con poco tacto, esta fecha para despedir a cerca del 20 por ciento de su plantilla. Fue todo un bombazo dentro del sector, dentro del que se volvieron a disparar serias dudas sobre el futuro de la compañía y se alentaron todo tipo de especulaciones sobre una posible absorción por parte de otra compañía.

Cuando la tormenta aún está lejos de escampar sobre Vignette, se anunció el lanzamiento de la versión 7.6, con la que, entre otras mejoras, se pretende simplificar significativamente el proceso de Publicación, mejorar la gestión de archivos y hasta 250 mejoras que habían sido solicitadas precisamente por los clientes.

Está por ver si la veterana compañía consigue que se hable (y bien) de su producto, en vez de sobre si es viable o no económicamente en las actuales circunstancias del mercado.

Deja un comentario