La ciber-resaca

m4rt1n en Second Life
Tras un Beers&Blog normal y corriente lo que queda, en el mejor de los casos, es una leve resaca y la poca o mucha satisfacción que pueda extraerse de un torneo público de egos. En un Beers&Blog virtual, celebrado en Second Life, lo que queda es, en cambio, una ciber-resaca: no duele la cabeza, pero sí la extraña sensación de que no se entiende del todo lo que acaba de pasar y -sobre todo- lo que aún está por venir.
Como dice el maestro -seguro que no le gusta, pero hay que empezar a llamarle ya así- David de Ugarte, en este nuevo mundo virtual todos somos unos recién llegados, unos colonos, y no será hasta que asuman el control las generaciones ya nacidas en este nuevo mundo cuando tomen forma hasta su último extremo las revolucionarias transformaciones que este naciente entorno ya anuncia (aunque nosotros, viejos habitantes del mundo analógico, seamos incapaces de verlo con nuestros anticuados y fatigados ojos).
Hay gente que predice, incluso, que la proliferación de mundos virtuales al estilo de Second Life, en combinación con una especie de “backup mental” que podría estar disponible tecnológicamente a lo largo del presente siglo, nos proporcionarían ni más ni menos que la inmortalidad. No lo sé. Igual lo que nos espera es una confluencia entre lo virtual y lo real. En el Beers&Blog virtual se echó en falta la cerveza de verdad, la comunicación cara a cara, la humanidad. Pero también es cierto que en la vida real se echa en falta, a veces, características de la virtualidad. No estaría mal que un libro (sobre todo voluminoso) dispusiera de un campo “buscar”, o que los objetos del mundo real dispusieran de un menú contextual que nos diera información relevante (sobre un cuadro, una herramienta e incluso, por qué no, una persona…). Es lo que se viene a llamar realidad aumentada.

De momento

Sin ir tan lejos, la tecnología actualmente existente (y nuestra capacidad de utilizarla) nos ofrecen oportunidades como el Beers&Blog del otro día, auspiciado por Rafa Montoya y del que, cómo no, ofreceré una sucinta crónica aquí. Últimamente, como ya sabéis, no dispongo de mucho tiempo, pero aún así saqué unos minutos el miércoles para descargarme la versión Linux de Second Life (es una versión Alpha) y trastear a ver qué tal iba. Y m4rt1n vio que Second Life para Linux iba bien 😉
Yo tenía una cuenta desde hace bastante tiempo, pero realmente la había utilizado poquísimo. Casi nada. Así que tuve que empezar prácticamente desde cero. Lo primero que hice fue dirigirme a la “Bloguerita de Enmedio” que había montado Rafa (no me pregunte cómo, yo aún apenas me sé mover por esos andurriales) en http://slurl.com/secondlife/Hwanin/76/175/31
. Aún no había nadie, claro, llegué con un día de antelación. Recorrí el terreno, me senté en un cibersofá y me quedé dormido allí.

Pantallazo de Second Life

El jueves, cuando “desperté” en Second Life, Rafa Montoya ya estaba allí. Él fue el que me orientó un poco, el que me facilitó una camiseta de Beers&Blogs (antes iba desoladamente desnudo) y una utilidad que me permite mostrar la URL de mi blog en Second Life. Luego, ya sobre las 22:00, comenzó a aparecer gente. Reconocí a David Bartolomé, no así al resto, aunque Rafa hace un listado creo que completo en su blog. Luego todo fue extraño, se nos notaba a todos bastante novatos: debíamos aprender a pedir una cerveza o un combinado, a ver un vídeo, a tocar una guitarra, a interactuar con los demás, a desplazarnos, a volar…
Yo, de todas formas, me tuve que ir pronto. Eso sí, no sin ver (con mi orgullo blogosférico por las nubes) cómo se plasmaba la imagen de cabecera de m4rt1n.com en una pared de “La bloguerita de enmedio”. Es tal y como se ve en la primera imagen de este post, junto al logo de Alianzo, en la planta baja. Yo ya he comenzado la “transferencia de lo real a lo virtual”. Ya veréis para la próxima… volveré preparado 😉

One Comment

Deja un comentario