Gracias a Microsoft, ya no utilizaré IE ni por equivocación

No es que utilizara mucho hasta ahora el navegador de Microsoft, pero desde que me instalé hace unos días la versión estable de IE7, ya lo tengo claro: nunca más. No es por gusto (o falta de gusto) ni por capricho: es que cada vez que abro el programa, se bloquea, y a veces -oh sorpresa- me bloquea el sistema operativo. Una ruina, oigan.
Y eso que lo único que han hecho es copiar de mala manera a Firefox.

Deja un comentario