Bienvenido, Fran

Siempre da alegría que algún conocido abra un blog, porque esto no es sólo una forma de “tener noticias” de alguien, sino que más bien es una nueva forma de interactuar. De entre mis amigos, con quienes tengo más relación es sin duda con los que también tienen blogs, o los que interactúan con ellos con sus comentarios: es la nueva forma de conversación, asíncrona, pública y ubicua.
Pero si quien abre un blog es uno de tus mejores amigos, con quien has crecido y has compartido sueños, levantado proyectos, digerido tristezas y recorrida ya una vida entera (aunque a veces, demasiadas, nos hayamos seguido el rastro sólo de reojo); cuando eso sucede, digo, hay que descorchar una buena botella de cava (¿han escuchado el ¡plop!-psssssssss?).
Bienvenido, Fran. José Antonio Francés, tu blog es desde hoy una parte más de esta plaza pública que formamos entre todos con nuestra conversación.

Deja un comentario