BlogDay2006

Blog Day 2006Como ya todo el mundo sabe (bueno, los miles de lectores de blogs y pocos más), hoy es el BlogDay2006, el día de los blogs. Un invento que le debemos a Nir Ofir (alias Spark Armada), un emprendedor israelí (redactor jefe del portal Tapuz.co.il, el primero en ofrecer un servicio comercial de Weblogs en Israel) que el año pasado, tras asistir a la primera conferencia de Blogs que se celebró en el pequeño país mediterráneo, cayó en la cuenta del parecido gráfico (si se han bebido muchas más cervezas de la cuenta, o si se entornan los ojos con saña) entre la fecha de hoy (3108, 31 de agosto) y la palabra “blog”.

Aprovechando esta coincidencia, se le ocurrió montar el tinglado este del BlogDay. El propio Nir Ofir era consciente de la que le podía caer: “lo sé -dijo- parece como si yo fuera algún tipo de megalómano”. Pero no: como demuestra que la página web del evento, http://www.blogday.org, lleve todo el día caída, está claro que es todo un éxito la convocatoria (también puede ser muestra de lo cafres que son en su empresa de hosting).

Resumiendo, el BlogDay viene a ser como el día internacional de los blogueros, y entre sus finalidades está que los blogueros conozcan otros blogueros, preferentemente de culturas y entornos diferentes a los suyos.

Para ello, se nos pide que recomendemos 5 nuevos blogs, pero blogs, como dije antes, preferentemente distantes de nuestra propia cultura, punto de vista y posición. Eso no impide, claro, que haya legión de blogeros recomendando sus propias páginas y la de sus amiguetes. Qué se le va a hacer. Yo podía también recomendar a mis amiguetes, pero para eso ya tengo a m4rtinPlanet. Así que voy a jugar limpio: ahí van mis recomendaciones:

  • feed 3minutes Japanese for Survival! El blog de HarukoSensei (la profesora Haruko). Esta página la encontré cuando mi amigo Jesús Miguel, al volver de ToKio, me contó con todo lujo de detalles la sensación de absoluto extrañamiento que sufrió en el metro de la capital nipona, donde todos los carteles estaban, obviamente, en japonés, cuyos rudimentos ignoraba. “Es como si de repente te soltaran en Marte -me dijo-, no tienes puntos de referencia, nada a lo que agarrarte…”. Así que cuando me encontré con esta simpática profesora de japonés práctico, para andar por casa, me sentí de lo más aliviado… y eso que nunca he viajado a Japón.
  • feed Taurofilia.net. Pocas cosas más alejadas de mi sensibilidad que la tauromaquia, aunque tampoco pueda definirme como radicalmente antitaurino. En toda mi vida sólo he visto una corrida de toros (en la Maestranza de Sevilla) y una corrida de rejoneo (en la desaparecida y no reemplazada plaza de toros de mi pueblo), y aunque es cierto que es un espectáculo que impresiona, en términos generales me desagrada y me produce rechazo. No obstante, reconozco que dentro del mundo taurino hay gente extremadamente culta, depositaria de un saber del que a veces (aunque no nos guste) no podemos prescindir.
  • feed Israel de Verdad Cuando comenzó la última invasión del Líbano por Israel, leí con asiduidad a bloggers libaneses e israelíes, pero entre estos últimos fundamentalmente a aquellos que defendían la paz y el entendimiento entre los pueblos. Desde un punto de vista opuesto (pero esencialmente honesto) encontré este blog, en castellano, que contaba cómo se veían las cosas predominantemente desde el lado israelí.
  • feed Erasmus en Islandia Uno de mis viajes soñados por siempre ha sido Islandia, por lo que, entre mis periódicas búsquedas, me tropecé con este blog de una simpatiquísima documentalista soriana que marchó a Reykjavik con una beca Erasmus. En este caso sí que compartimos la pasión por Islandia, pero nos separa casi todo lo demás: ella ha vivido allí y no ni lo pisé, ella es de la generación Erasmus y yo de la que se crió al son de Manolo Escobar… en fin, para qué seguir. Además, desde su blogroll se puede acceder a gran parte de los “spaniards”, los blogueros españoles expatriados por todo el mundo. Muy recomendable si se tiene tiempo para leer.
  • feed Al margen de los días No sé si el título del blog de mi paisano Enrique Baltanás es cita de José Ortega y Gasset o de Ramón Vasconcelos. En cualquier caso, me gustó descubrir que este antiguo profesor mío (lo fue de Literatura en segundo de BUP) tenía su propio blog, y me gustó a pesar de la distancia que observo en las posturas y en el punto de vista sobre casi todo. Lo normal, por otra parte, entre alumno y profesor.

7 Comments

  1. Gracias, Martín, por la recomendación. A pesar de las distancias. Que estas no sean nunca personales y sí siempre cordiales.
    Tu página tiene un diseño admirable. Se te nota el oficio de periodista. Para bien.
    Saludos.

    Responder

  2. Muchas gracias a ti, Enrique, por tu visita y por tu amabilísimo comentario. Claro que las distancias son de lo más cordiales. Un ejemplo: en tu “Carta abierta al alcalde de Alcalá” vuelves a defender el derribo del antiguo puente del tren, que desde hace decenios no tiene función ninguna y, como tú bien indicas, hace de muro entre Alcalá y su río. Esto lo defendiste públicamente por primera vez a finales de los 80, y yo, desde el desaparecido Alcalá Semanal, donde hacía mis pinitos iniciales como periodista, abanderé -o eso creí- el rechazo a esta propuesta tuya que amenazaba con hacer desaparecer uno de los símbolos icónicos de nuestro pueblo (ahora ya no sé si es símbolo, si es icónico, o qué coño es). Supongo que yo era uno de esos “progres conservadores” de los que hablas. Hoy, veinte años después, vuelvo a leer tu propuesta y, la verdad, no sé si estoy de acuerdo. Para mi la imagen por excelencia de mi pueblo es la que se tiene desde la carretera de Dos Hermanas, en la que destaca el castillo, la torre de Santiago y, por supuesto, el puente del tren. Y la idea de que un elemento arquitectónico haya que derribarlo en cuanto pierde su funcionalidad es discutible. Por esa regla de tres, habría que derribar el Acueducto de Segovia o los Caños de Carmona. Pero, si te digo la verdad, ya no me parece tu propuesta una barbaridad. Creo que, cuando menos, habría que discutirla sin anatemizarla, y sopesar las ventajas que traería (se podría integrar la ciudad y el río a la manera en que lo hizo Sevilla, se podría racionalizar urbanísticamente todo el área, puentes incluidos, etc) junto a los inconvenientes. En cualquier caso, lo peor que le puede pasar a una ciudad es dejar de ser pensada, abandonarse a la inercia y no debatir sobre lo que es y lo que quiere ser. Así que, como ves, cordialidad a raudales. Un saludo.

    Responder

  3. Amigo Martín: de acuerdo en que repensemos la ciudad. Lo que yo digo es que ese viaducto no tiene valor estético, ni artístico, ni histórico. Y en cambio es un gran estorbo que imposibilita cosas mejores. De acuerdo en que puede tener un valor sentimental para varias generaciones de alcalareños, incluida la mía. Pero, ¿no hay tantas cosas que desaparecen ineluctablemente? Yo sigo echando de menos una camisa de cuadros de cuando tenía quince años, que me gustaba mucho….
    En fin, a ver qué opina el respetable.

    Responder

  4. Muchas gracias, tocayo Martín, por tu recomendación, que vale más si cabe por venir de alguien antitaurino o, al menos, ataurino. Te lo agradezco de veras tras constatar con alegría que tienes un blog estupendo que no conocía y entre cuyos más fieles visitantes me apresto a incluirme.

    Responder

  5. No hay de qué; y desde luegol antaurino, no. No me gusta definirme por oposición a nada. Un saludo, y ánimo para seguir p’alante.
    Por cierto -y lo hubiera comentado en tu blog, pero hay que ser usuario registrado de Blogger y yo no lo soy-, ¿de dónde has sacado que yo soy vallisoletano? Yo soy de Alcalá de Guadaíra, hombre…

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: