La fuerza de la riqueza

Te creías alguien por apoyar tu fuerza en la riqueza,
y eso fue lo que más te engañó a ti, que desconocías
muchas otras cosas. La riqueza no vale nada si no es
por el breve tiempo que se está con ella. Lo firme es
la naturaleza, no la riqueza. La primera siempre permanece
y acaba con la desgracia, en cambio la riqueza
que acompaña al injusto y al torpe acaba volando de
su casa tras florecer por breve tiempo.

Electra
EURÍPIDES

Deja un comentario