De vuelta a la ciberrealidad

Ya estamos de vuelta de vacaciones, y sí, como dice Truman, se pueden contar muchas cosas sobre ellas, pero al final, nada mejor que recurrir a la hipermanoseada contestación plañidera de: “cortitas”.
Han sido más de 15 días totalmente “unplugged“, y claro, a la vuelta me he encontrado con 843 e-mails en mi cuenta principal de correo, sin contar con el spam y obviando las toneladas de e-mails en cuentas secundarias.
No, no me los he leído todos. La realidad hay que tomarla poquito a poco, que si no es sumamente tóxica; a veces, letal. Lo que sí he visto (¡eureka!) es que Google por fin parece que indexa algunas de las páginas de m4rt1n.com, aunque no está esto tan claro como parece. Por un lado, Google ya incluye en los resultados de sus búsquedas algunas de mis páginas, pero por otro, en mi Google SiteMap me indica que aún no ha indexado nada.

Lo cierto es que, durante este periodo de plácido estiaje en el que m4rt1n.com sólo publicaba las citas dominicales que dejé programadas, el panorama de las visitas ha cambiado totalmente. Ahora acuden más o menos el doble de visitantes que antes (unos doscientos diarios): hay que sumar todos los que llegan a través de Google, a veces a partir de búsquedas realmente estrambóticas (ya hablaremos algún día de ellas).

También el perfil de los visitantes se va “normalizando”, pareciéndose cada vez más al mundo real: si hasta ahora el porcentaje de accesos era de aproximadamente un 49 por ciento para Firefox y de un 19,7 por ciento para Internet Explorer, en lo que va de mes de Agosto esta tendencia ha cambiado radicalmente: ahora Firefox tiene sólo un 13,4 por ciento frente al 54,31 por ciento de Internet Explorer. Es lo que tiene Google: ya no llegan a tu página sólo otros bloggers o usuarios intensivos de Internet, sino cualquiera que esté buscando cualquier cosa.

También me he dado cuenta de que Youtube está cerrado por reformas. Eso hace que los artículos en los que enlazo algún video colgado en este servicio queden algo extraños, con el espacio en el que deberían estar los vídeos sustituido por un gran espacio en blanco. No he indagado aún en Technorati, pero seguro que este cierre temporal habrá hecho correr ríos de bits.

En fin, y hasta aquí mi dosis de ciberrealidad por hoy. Vuelvo al mundo real, que se está muy a gustito.


Actualización

Lo de Youtube tuvo que ser llegar y besar el santo (pero al revés), porque ahora ya funciona y, sobre todo, porque no he visto nada comentado en ningún sitio.


Reactualización (21/08/06)

Bueno, pues no soñé lo de Youtube. Aunque con una semana de retraso, llega ahora la confirmación de que Youtube estuvo caído (no cerrado por reformas, no) justo yo comentaba.

One Comment

Deja un comentario