SPIP y los blogs

A pesar de que Lucía Fernández Ramón, la presentadora de Plató Abierto en Localia Coruña, haya dicho amablemente que yo explico muy bien lo que es un blog, la verdad es que no lo tengo del todo claro. Que no tengo claro lo que es un blog, se entiende.
Una discusión en la lista de SPIP en español sobre si SPIP puede o no servir como motor de blogs me ha hecho reflexionar sobre el asunto.
SPIP es un magnífico gestor de contenidos Open Source de origen francés pero plenamente multilingüe en su filosofía y en la práctica (la documentación en español, como en muchos otros idiomas, es completísima, y la comunidad de usuarios de habla española es numerosa, activa y de gran nivel). Fue desarrollado originalmente como motor de publicación para el webzine uZine2 (es el código fuente, inicialmente específico, de este sitio, que fue retomado para realizar el SPIP genérico). Funcionan con SPIP, por ejemplo, Le Monde Diplomatique en Francia o La Voz de Lanzarote en España.
Pero algunos (yo, por ejemplo, en su momento en martinalia.com) insistimos en utilizar este CMS para propulsar nuestros blogs.

Y claro, inevitablemente surge la discusión. ¿Sirve SPIP, que es fundamentalmente un motor para publicaciones on-line con grandes capacidades colaborativas para hacer un blog? La respuesta parece clara: sí, para eso y para mucho más. Otra cosa es que merezca la pena utilizar tanto para tan poco. A nadie se le ocurriría utilizar Vignette o Fatwire para hacer un simple blog (¿o sí?).
Pero, a renglón seguido, surgió inevitable la otra pregunta: ¿pero qué es un blog? ¿acaso no se tiende, tan sólo porque está de moda, a llamar blog a cualquier página web, se trate de lo que se trate? Es un tema peliagudo, en el que casi todo el que se adentra se arriesga a ser despellejado vivo, a ser acusado de no ser quién para decir qué es o qué no es un blog o para repartir carnets de bloggers.
Estando absolutamente lejos de mi esa intención (que se considere blogger quien quiera, que a mi tanto me da), sí que intenté aclarar un poco el asunto en la lista de SPIP (seguramente errando más que acertando, como casi siempre). Y esto fue lo que dije:

Creo -dije- que se pueden identificar algunos elementos generales:

  • Un blog es una página web, pero una página web con un sencillo Gestor de Contenidos detrás que permite la fácil adición y edición de anotaciones, imágenes y ficheros multimedia.
  • Originalmente los blogs eran anotaciones personales en orden cronológico inverso (de más reciente a más antiguo), con frecuencia acompañadas de un calendario. Con el tiempo, la temática se ha ampliado extremadamente, hasta llegar a la aparición de blogs temáticos (políticos, científicos, literarios, humorísticos…) e incluso de empresa pero, salvo en contadas ocasiones, los autores son aficionados (no viven de ello).
  • Se actualizan con cierta periodicidad (muy variable)
  • Permiten la interacción con los visitantes mediante comentarios y trackbacks o retroenlaces (aunque el spam y los trolls están haciendo que cada vez más gente cierre los comentarios)

No todos los blogs se ajustan a estas características, y con frecuencia se presentan otras características (como los tags, RSS, avatares…) que no tienen por qué ser definitorias.

Le llamo de Vodafone

Hoy comía con seis compañeras de trabajo en una agradable terraza, en un ambiente relajado, nada “laboral”. Muchas risas y buen ambiente. Suena mi teléfono móvil. Tirurirurí, tirurirurá. No debería de responder, pero lo hago. “¿César Gómez de Peraleda?” “No -respondo tajante- se ha equivocado”. Pero la voz de mujer que está al otro lado (seria, severa, con aplomo) no se amilana. “¿No es usted?”
“Ya le he dicho que no” -respondo, ya un tanto mohino-. “¿Pero usted le conoce?” (aquí ya mis oidos no daban crédito).
“Pues no, no le conozco, y me va usted a disculpar, pero es que estoy comiendo…”
– “Espere, espere… -se resiste a soltar su presa- es que le llamo de Vodafone… de verdad que no es usted César…”
Cloc. Cuelgo. Interrumpo la comunicación. Sirve de excusas para unas risas, pasa pronto a segundo plano y desaparece de nuestras mentes. Bueno, de la mía no del todo. Queda en el fondo, como un runrún molesto, como el zumbido de un mosquito impertinente. “¿Pero por qué -pienso- tendrán que molestarnos las empresas de esta manera?” ¿Quiénes se habrán creído que son?
Por pura casualidad -o no- recibo esta misma tarde un e-mail de mi amigo Jesús Miguel en el que se parodia la situación, tan desafortunadamente habitual, en la que nos encontramos los consumidores frente a los servicios de atención al cliente. Tiene toda la pinta de haber rodado ampliamente por foros y cadenas de e-mail, pero yo no lo había leido hasta ahora. y me he sentido identificado. Aquí va:

– ¿Dígame?

– Buenos días, ¿podría hablar con el titular de la linea?

– Soy yo mismo

– ¿Me dice su nombre por favor?

– Juan Luis

– Señor Juan Luis, le llamo de Telefónica para ofrecerle la promoción de instalar una línea adicional en su casa en donde usted tendrá a…

– Disculpe la interrupción, pero, exactamente ¿ quien es usted?

– Mi nombre es Judith Maciel, de Telefónica y estamos llamando…

– Judith, discúlpeme, pero para nuestra seguridad me gustaría comprobar algunos datos antes de continuar la conversación, ¿le importa?

– …No tiene problema señor

– ¿Desde que teléfono me llama? En la pantallita del mío solo pone “NUMERO PRIVADO”

– 1004

– ¿Para qué departamento de Telefónica trabaja?

– Telemarketing Activo

– ¿Usted tiene número de trabajadora de Telefónica?

– Señor, me disculpe, pero creo que toda esa información no es necesaria…

– Entonces tendré que colgar porque no tengo la seguridad de hablar con una trabajadora de Telefonica

– Pero yo le puedo garantizar…

– Además, yo siempre estoy obligado a dar mis datos a toda una legión de empleados siempre que llamo a Telefónica para algo.

– Está bien…mi numero es 34591212

– Un momento mientras lo verifico, no se retire Judith.

(Dos minutos)

– Un momento por favor, no se retire Judith

(Cinco minutos)

– ¿Señor?

– Solo un poco más, por favor, nuestros sistemas están lentos hoy.

– Pero…señor…

– Si, Judith, gracias por la espera. ¿Cual era el asunto de su llamada?

– Le llamo de Telefónica, estamos llamando para ofrecerle nuestra promoción Linea Adicional, en la que usted tiene derechoa a una línea
adicional. ¿Usted estaría interesado, D. Juan Luis?

– Judith, voy a tener que pasarle con mi mujer, porque es ella quien
decide sobre la alteración o adquisición de planes de Telefónica. Por favor, no se retire.
(coloco el auricular del teléfono delante de un altavoz de
la cadena de musica y pone el CD de Caribe Mix 2004 con el Repeat activado.

Sabía que algún día, esa droga de musica sería util. Despues de sonar el CD
entero, mi mujer atiende el teléfono):

– Disculpe por la espera, gracias…Me puede decir su teléfono pues
en la pantallita del mío solo aparece “NUMERO PRIVADO”.

– 1004

– ¿Con quien estoy hablando?

– Judith

– ¿Judith que más?

– Judith Maciel (ya demostrando cierta irritación en la voz)

– ¿Cual es su numero de trabajadora de Telefónica?

– 34591212 (mas irritada todavía)

– Gracias por la información ¿en que puedo ayudarla?

– Le llamo de Telefónica, estamos llamando para ofrecerle nuestra
promoción Linea Adicional, en la que usted tiene derecho a una línea
adicional. ¿La señora estaría interesada?

– Voy a abrir una incidencia y dentro de algunos días entraremos en
contacto con usted para darle una decisión, ¿puede anotar el numero de
incidencia por favor?…¿hola?, ¿hola?

– TUTUTUTUTU…

Google Sandbox

Comentaba por aquí hace poco que Google no me quiere, que no indexa ninguna página de m4rt1n.com y que, por supuesto, esto tenía una explicación: el famoso -y temido- efecto Google Sandbox.
Envuelto en el misterio (como la fórmula de la Coca-Cola o como el propio PageRankTM de Google), el Sandbox viene actuando desde principios de 2004. Su objetivo era combatir el spam, evitando que sitios web de nueva creación acaparasen mediante “malas prácticas” lugares destacados en los resultados de las búsquedas.
Para los webmasters fue evidente inmediatamente que algo pasaba. Los dominios de nueva creación tardaban más tiempo en ser indexados. Al final, pese a las reticencias, Google acabó reconociendo la existencia del Sandbox.
Sobre su funcionamiento exacto poco se sabe. Pero sí está claro que no afecta a todos los sitios web por igual. No le afectó al blog de mi hija, por ejemplo, o al de Gustavo. Pero sí a m4rt1n.com y… ¿por qué motivo?
Aparentemente no hay mucha diferencia entre estos sitios. Los dominios fueron creados más o menos en las mismas fechas (finales de 2005-principios de 2006, aunque los contenidos del blog de mi hija son en gran parte anteriores e importados de otro blog). Los tres sitios han sido creados con un CMS que genera código más o menos limpio (DotClear en el caso de m4rt1n.com y el blog de Gustavo y WordPress en el blog de mi hija), el diseño está basado en capas (DIVs) y no en tablas, se actualizan más o menos regularmente…
Pero, en cambio, sólo m4rt1n.com está en el Sandbox. ¿Cuál es la diferencia? Pues que yo sepa, sólo una: que está más enlazado, que recibe más visitas y que se actualiza con más periodicidad. O sea, que desde el punto de vista de Google, m4rt1n.com es una página web “sobreoptimizada”. Demasiado sospechosa. De cabeza al Sandbox.

¿Cómo salir del Sandbox?

Si lo tuviese claro, ya no estaría en él. De todas formas, el consejo más práctico es: sé paciente. Si Google sospecha que no eres un blogger, sino un maldito robot generador de spam, ármate de paciencia. Actúa como un humano. Sigue escribiendo regularmente, relaciónate con otros blogs. Consuélate pensando que de Google vienen, fundamentalmente, visitas esporádicas, poco o nada relaciondas realmente contigo y con tus intereses. Visitas-spam, si es que eso existe.
Por otro lado, todo hace indicar que los sitios que caen en las redes del Sandbox permanecen allí entre 6 meses y un año. Si pasado este tiempo sigues sin aparecer en el índice de Google, quizá puedas ir pensando que Google te ha penalizado expresamente. Si eso es así, ponte en contacto con ellos.
Puedes pedir que vuelvan a incluir tu página en el índice a través de este formulario de reinclusión (atienden también si les escribes en español, y en el asunto del mensaje debes poner “Reinclusion Request”). Ellos te enviarán un e-mail con una lista con las posibles causas por las que tu web puede ser excluida del índice. Si la revisas y sigues pensando que no estás en ninguno de esos supuestos, debes contestar a este e-mail y exponer tu caso.
Tardan bastante poco en contestar (a mi me llegó la respuesta en un día), y te dicen si hay algún problema con tu página web.
A mi me dijeron: “Hemos revisado su sitio www.m4rt1n.com y le podemos asegurar que actualmente no está bloqueado ni penalizado por Google”. Pero, eso sí, sigo sin estar en el índice de Google. Tendré que ser más paciente.

No hay parche para la estupidez humana

Lo cuenta Ícaro Moyano en La Tejedora: Microsoft (por boca de Mike Dasenglio, Program Manager en soluciones de seguridad de la empresa de Redmond) reconoce, en un artículo publicado en Eweek.com, la dificultad en la lucha por mantener la seguridad de los sistemas.
De entre todas las amenazas, destaca el phishing porque -dice literalmente- “no hay parche para la estupidez humana”. Nada que hacer.

DotClear 2 beta 1 saldrá el próximo 27 de junio

Lo ha anunciado Olivier Meunier en su blog: la nueva versión 2 de Dotclear estará disponible a partir del martes 27 de junio. Este excelente CMS para blogs (que es el que utiliza m4rt1n.com) sufrirá una importante puesta al día, entre la que destaca seguramente la nueva capacidad para gestionar múltiples blogs desde una única instalación (característica que ya poseían otros CMS como WordPress).
Spamplemousse (el imprescindible plugin antispam para Dotclear) viene ahora incorporado “de serie”, y mejorado. También se han mejorado e incrementado las funcionalidades del Panel de Administración, se incorpora un motor de plantillas, se añaden mejoras en los trackbacks… una serie de retoques y mejoras que garantizan que este CMS francés siga estando entre los mejores (y siga siendo, sin duda, el más fácil y usable de todos).

Entrevista en Localia TV


Por fin veo el video de la entrevista que me hizo el pasado 17 de mayo Celia para Localia TV. La verdad es que todo ha sido una carambola.
La entrevista, originalmente, se emitió el día 22 de mayo en el programa Plató Abierto. Yo ya había renunciado a conseguir una copia, pero mira por dónde le realizaron una entrevista en el mismo programa (pero en Localia Coruña) a Wicho, de Microsiervos. Y, aprovechando que ya tenían mi entrevista enlatada, la utilizaron para abrir el bloque del programa dedicado a los blogs con ella, a modo de introducción a la entrevista que realizaron al microsiervo.
Esta entrevista se emitió el 25 de mayo, y el propio Wicho reconoce que había pensado que conseguir la grabación era Misión Imposible. Pero lo cierto es que la ha conseguido, y, de rebote, yo también (gracias, muchas gracias).
En el reportajillo se ven imágenes de m4rt1n.com, pero también de mi antiguo blog, martinalia.com, del Blog de En Negro (estupenda iniciativa de márketing de guerrilla de Gustavo) y, por supuesto, imágenes del mejor blog del mundo: el blog de mi hija.

François, vente pa España

El tópico dice que los españoles somos vagos y juerguistas y que tenemos alma de funcionarios. Tan hondo ha calado esta imagen, que con frecuencia la hemos interiorizado y reaccionamos con sorpresa cuando el espejo (la opinión de otros) nos devuelve, en cambio, un retrato dinámico, puntero, avanzado. Es un poco lo que me ha sucedido a mi cuando me he tropezado con Création de société en Espagne, un blog francés creado con el objetivo específico de orientar a los inversores franceses que quieran abrir una empresa o ampliar negocio en España.
¿Y esto por qué? Porque, según dicen, España lidera la tasa de creación de nuevas empresas en Europa, debido a un fuerte espíritu de empresa, una política que incita la creación de PYMES y una mano de obra barata, entre otras razones.

Se puede observar la ventaja que lleva España en la tasa de creación de empresas en la siguiente lista:

  • España 12,66 %
  • Reino Unido 9,97 %
  • Estados Unidos 8,10 %
  • Francia 7,94 %
  • Italia 6,08 %
  • Alemania 4,16 %

Pero es que, además, el ratio de creación de empresas por cada 10.000 habitantes es éste:

  • España : 88
  • Reino Unido : 65,8
  • Italia : 64
  • Francia : 30

¡Ah! Y lo que me ha llamado más la atención: este blog francés que tanto ayuda a subir la autoestima patria no dedica, de momento, una sola línea al “ladrillo”. Parece que el atractivo que le ve a la economía española no se fundamenta en la burbuja inmobiliaria, sino en un genuino interés en sectores como el transporte o regiones como Cataluña. Está claro: François, vente pa España. Aunque sea por negocios.

Opera muere feliz

operaHe estado probando la versión 9.0 de Opera, el magnífico navegador europeo que es como La 2, quiero decir, que casi todo el mundo habla bien de él pero casi nadie lo usa. La verdad es que lo tiene difícil, porque casi todo el terreno que pierde el infame Internet Explorer lo va ganando, con una magnífica estrategia viral y con la ventaja que aporta el código abierto y una cada vez mayor comunidad que le aporta nuevas funcionalidades en forma de extensiones, el navegador del proyecto Mozilla, Firefox.

A pesar de todo, Opera siempre me ha gustado. Es rápido (mucho más que cualquiera de sus competidores), elegante e innovador (gran parte de las funcionalidades que han hecho famoso a Firefox no son más que una copia de Opera). Una vez más, en esta nueva versión vuelve a ser innovador, incluyendo, por ejemplo, un cliente de BitTorrent integrado, lo que nos permite hacer descargas de ficheros P2P sin necesidad de utilizar otro software adicional.
De todas formas, no pasó ni un día antes de que se descubriese un bug en el flamante navegador. Como cuentan en Kriptópolis, si se carga esta página en Opera 9 (que, con recochineo, se llama -en inglés- “Opera muere feliz”), el navegador se cierra sin más.

La mala educación

No, no me refiero a la película de Almodóvar. Estoy hablando de la mala educación que demuestran algunas personas (bastantes más de las que yo pudiera haber imaginado) cuando se dirigen a uno a través del formulario del blog para… pedir un favor.
Como pedir es gratis, te disparan con cualquier cosa. Los más pesados son los que te piden que enlaces su página que nada tiene que ver con la tuya, que está plagada de anuncios de webs eróticas y que de tanto banner y popups como tienen más se parecen a una barraca de feria donde se rifa, a un volumen no apto para tímpanos melindrosos, una muñeca “chochona”.

Pero los hay que directamente te piden que les resuelvas su trabajo. Un ejemplo real:


Hola Martín, sabes algo de la comparativa de gestores de contendios web ?

Yo solo he trabajado con vignette, y teamsite……podría ayudarme ???

Gracias de antemano por escucharme:
R.

Lo peor de todo es que te tomas tiempo en contestar, en decir en lo que puedes y en lo que no puedes ayudar, en pedir algo más de detalle sobre lo que te solicitan y en mostrar tu disposición en colaborar en lo que en tu mano esté. ¿Resultado? Ni las gracias te dan: como no les enviaste el documento con “la madre de todas las comparativas”, que en el fondo es lo que esperaban, hacen mutis por el foro y si te vi no me acuerdo.
Otro ejemplo real:


Buenas tardes:

Estoy comenzando la implantación de un sistema de documentación en la
empresa para la que trabajo. En estos momentos estoy poniendome en
contacto con las diferentes empresas de software documental para decidir el
programa gestor de documentos a utilizar y en un futuro intentaremos poner
en marcha una intranet corporativa. Si me pudieras facilitar información
al respecto te lo agradezco.
C.

Otro tanto de lo mismo: le contestas que no eres especialista en Gestores Documentales, sino en Gestores de Contenidos y herramientas de Portal, pero le dices hasta dónde sabes y en lo que puedes colaborar. ¿El resultado? El mismo: como no le pasaste el PPT o la hoja Excel que estaban esperando, adiós blancaflor. De nada.

Mis admiradores coreanos

Corea del SurNo sé si he contado ya que Google no me quiere, que se niega (de momento) a indexar las páginas de m4rt1n.com, que he sido víctima del llamado Sandbox de Google (ya hablaré más adelante de esto, de cómo y por qué caí en tan lamentable situación, de cómo comprobé que era tal, y de las medidas que -espero- me sacarán de él).
Pero bueno, a pesar de que el buscador entre buscadores me ignore, la cosa no va del todo mal. Si he de hacerle caso a Google Analitycs, algo más de cien personas se acercan por esta cibernética orilla cada día, y ninguno de ellos es atraido por el faro de Google. Que suele ser -ojo- en torno al 80 por ciento de las visitas de un sitio de estas características.
Pero, eso sí, a quien no hemos pasado desapercibidos ha sido a los spammers. Ya casi desde el principio comprobamos cómo los trackbacks se llenaban de basura de la más variada índole. Menos mal que un plugin de Dotclear, Spamplemousse, vino a servir de eficaz filtro a tanta inmundicia.
Y también nos llamó la atención cómo las visitas procedentes de Corea ocupaban el cuarto lugar. Qué honor, ¿no? Estados Unidos, España, Francia y Corea del Sur. Ese es el orden de prelación. ¿Y esto por qué? ¿Estará el español arrasando en las universidades coreanas? ¿O acaso es que hay tantos internautas coreanos que Internet se les queda pequeña, tanto que acaban viniendo incluso por aquí?
Pues ninguna de las dos cosas. Fue bastante sencillo comprobar cómo, cada vez que una Ip coreana visitaba m4rt1n.com, el filtro de Spamplemousse capturaba algunas decenas de mensajes basura. Qué pena. Yo que me había hecho la ilusión de tener una pequeña pero aguerrida comunidad de seguidores coreanos.

Pero no, es mucho más prosaico. Según Sophos, Corea es el tercer lugar de procedencia del spam a nivel mundial. Sencillamente, en el caso de m4rt1n.com, Corea es el primer proveedor de mensajes basura. Así de simple.