Javier Barón

Javier BarónA finales de los años 80, mientras vivía y estudiaba Periodismo en Madrid, un paisano mío, Nacho Lacasa, vino a hacer lo propio. Nos movíamos en ambientes distintos y no coincidíamos mucho, pero alguna que otra vez nos encontrábamos y recuerdo que a mi me llamaba mucho la atención que hubiese venido a vivir a casa de un bailaor, en pleno centro de Madrid, al lado de los cines Alphaville.
Se trataba de Javier Barón, un bailaor flamenco de una clase extraordinaria, natural, como nosotros dos, de Alcalá de Guadaira.
Poco después, en octubre de 1988, Barón gana el “Giraldillo del Baile”, premio otorgado cada seis años, en la V Bienal de Flamenco de Sevilla . Fue el comienzo de su consagración, el momento en el que se le comenzó a considerar todo un maestro.
Yo sólo le he visto bailar en dos ocasiones, y reconozco que me deslumbró. Ahora, Lauro Gandul y Olga Duarte, en su incansable labor divulgativa, me hacen llegar un perfil de este artista en plena madurez (también publicado en La Voz de Alcalá).

Se puede descargar desde aquí:

Deja un comentario