Vernos las caras

gravatar
Desde ayer aparece un icono con un dibujo o una pequeña foto junto a los comentarios de m4rt1n.com: un “gravatar” (puede verse como ejemplo en los comentarios de este post). Cuando lea esto Truman seguro que se echa a temblar, y secretamente maldecirá: “otro jodido palabro de Internet no, por favor…” -seguro que estará pensando-.
Paciencia, Truman. En este caso la cosa es simple. Se trata tan sólo de un servicio, gravatar (globally recognized avatar), que permite asociar una imagen a una dirección de e-mail. Basta con registrarse utilizando una dirección de e-mail y una clave, subir una imagen y esperar (entre uno y cuatro días) a que aprueben la cuenta.
Desde ese momento, la imagen se mostrará cuando se utilice esa dirección de e-mail en los comentarios de cualquier blog que utilice el servicio. Es fácil, es gratuito.
De esta forma, disponemos de un avatar (representación gráfica de una persona para su identificación) reconocido globalmente. No está mal, así nos vemos las caras (aunque a veces no sé si eso es una ventaja, claro…). Y si no tienes avatar, no pasa nada: se muestra un icono genérico y ya está.
PD: Curioso el orígen de la palabra avatar. Como se dice en la Wikipedia, es un término de origen sánscrito (avatâra significa ‘el que desciende’), que en el marco del hinduismo se refiere a la encarnación terrestre de un dios. Tal y como lo usamos, viene a ser algo así como la encarnación digital de un ser humano. Un uso devaluado, qué duda cabe.

One Comment

Deja un comentario