Carmina

Carmina, textos para una lectura
Lauro Gandul (de Lauro tengo que hablar otro día largo y tendido, se merece él solito varios capítulos) y Olga Duarte están en estos momentos en Lisboa, debatiendo con Lagoa Henriques la estructura y el contenido final del nuevo número de Carmina, la revista de poesía que ellos coordinan y que ahora saldrá en un nuevo formato bilingüe hispano-luso.

Tengo muchas ganas de ver el resultado, y, sobre todo, de compartir el momento de la presentación y lectura del mismo, que no sé si será en el taller del propio Lagoa Henriques, en la doca de Lisboa, o en cualquier otro rincón de la maravillosa capital portuguesa.
Para mi es un honor colaborar modestamente en esta revista, cuyo primer número se publicó gracias al trabajo de sus coordinadores y la colaboración de la Fundación Vicente Núñez. No sé si quedarán algunos ejemplares de este primer número. Si se han agotado, consultaré con Lauro Gandul la posibilidad de distribuirla gratuitamente desde aquí, en versión digital. En cualquier caso, aquí va uno de los poemas que yo publiqué (me pedí permiso a mi mismo para publicarlo, y afortunadamente me lo he concedido):

                 CONSTANCIA DE ARENA

                 A veces sucede que amanecen
                 las ganas como la vez primera
                 y rondan los pensamientos azules
                 que constancia de arena quisieran.
                 O eres tú o es un placebo al alba:
                 a la luz o en la sombra al tacto
                 cautivas la voluntad y ya no sabes
                 qué gobierna labios y caderas.
                 Pero sucede otras veces en cambio 
                 que amanece en día equivocado,
                 entre algas secas y espinas 
                 donde no hay luz sin señuelo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: