Ya están disponibles los datos de la II Encuesta para bloggers y lectores de blogs

blogosferaYa me he descargado los datos de la II Encuesta para bloggers y lectores de blogs que han realizado Tintachina y Blogpocket.

Estos datos están disponible en formato XML y también en formato texto (TXT), y cualquiera puede descargárselos y utilizarlos libremente (dentro de los términos de la licencia CC a la que se han acogido los autores).

Desde luego, tengo la sensación de haber llegado demasiado pronto, porque aún no he visto ningún resumen o comentario sobre el resultado final de la encuesta. Y, la verdad, es demasiado tarde y me da demasiada pereza pornerme a analizarlos yo. Ya iremos viendo en las próximas horas resúmenes, listados y (quizá) incluso algún gráfico extraido de estos datos.

Actualización: Bueno, ya lo han comunicado oficialmente los autores de la encuesta, Blogpocket y Tintachina.

Y, ya que veo que aún no hay tablas ni resúmenes, iré subiendo yo algunas tablas cuando pueda. Aquí va la primera:

Como lector de bitácoras, creo que tener un weblog es:
Una forma libre de expresión 684 83,62%
Compartir conocimiento 541 66,14%
Una forma de creación literaria, artística, …) 455 55,62%
Un diario personal 371 45,35%
Una forma de distracción 354 43,28%
Información paralela a la oficial 313 38,26%
Un desahogo 268 32,76%
Un medio para conocer más gente 181 22,13%
Una forma de ser conocido en una comunidad específica 151 18,46%
Estar a la última en Internet 147 17,97%
Una forma de mantenerme en contacto con familiares y amigos 73 8,92%
Estar a la moda 45 5,50%
Una cosa muy complicada de hacer para mí 45 5,50%
Mi propio periódico 39 4,77%
Una pesadez, todo el día tener que escribir cosas 36 4,40%
Otra 23 2,81%

Y otra más:

¿Cuándo descubriste los weblogs? Hace:
Entre 1 y 2 años 228 27,87%
Entre 6 meses y 1 año 177 21,64%
Entre 3 y 6 meses 124 15,16%
Entre 2 y 3 años 115 14,06%
Menos de 3 meses 80 9,78%
Entre 3 y 4 años 49 5,99%
Más de 4 años 43 5,26%
NS/NC 2 0,24%

Y otra tabla más:

¿Cómo descubriste los weblogs?
Navegando por Internet 423 51,71%
A través de un amigo 150 18,34%
A través de un weblogger 127 15,53%
A través de un artículo en prensa digital 44 5,38%
A través de un artículo en prensa en papel 33 4,03%
Otros 29 3,55%
A través de listas de correo 10 1,22%

Y ahora vamos entrando ya en materia, en el asunto que casi todo el mundo espera: el recuerdo de los últimos weblogs visitados. Es importante decirlo así, y no hablar de “weblogs con más visitas”, porque los datos que los participantes ofrecieron eran de recuerdo de haber entrado en un weblog. Esto no puede devolver en ningún caso el número de visitas que cada weblog tiene, más bien nos proporcionaría un “índice de popularidad”. Aquí tengo que aclarar que los datos que vienen a continuación están manipulados.

Sí, sí, manipulados. Manipulados por mí. Dejen que les explique: cada entrevistado podía ofrecer hasta tres “recuerdos” de weblogs. Yo los he consolidado todos, sin hacer distingos entre los que fueron citados en primer, segundo o tercer lugar. Ya sé que metodológicamente no es muy elegante, pero no tengo tiempo ni paciencia para más.

En segundo lugar, pero más importante, cada entrevistado introdujo el weblog recordado como buenamente quiso. Es decir, que algunos ponían la URL con http, otros sin http pero con www, otros sin nada de eso, otros simplemente el nombre, otros daban la URL de un artículo concreto, otros daban URL’s equivocadas, etc. Obviamente, aquí no sólo se trataba de tratar los datos, sino que también había que EDITARLOS. Yo he homogeneizado el formato de las URL’s para poder tratarlas estadísticamente, pero seguro que en el proceso he cometido fallos.

Para que me entiendan: si un entrevistado (caso real) dice que el último weblog que visitó fue Microciervos (no se molesten, no existe, ya lo comprobé); ¿qué hago? ¿lo doy como voto nulo? ¿O se lo atribuyo, en buena lógica, a Microsiervos? Yo he intentado seguir este último criterio, aún a riesgo de que me impugnen el recuento 🙂

En fin, vamos con más tablas. En primer lugar, una que clasifica los weblogs por el número de veces que han sido recordados. Ahí va:

Recuerdo de weblogs
Recordados 1 vez 671
2 veces 98
3 veces 30
4 veces 18
5 veces 9
6 veces 8
7 veces 5
8 veces 5
9 veces 1
10 veces 1
11 veces 2
12 veces 1
14 veces 2
15 veces 2
18 veces 1
19 veces 1
20 veces 1
26 veces 1
32 veces 1
33 veces 2
40 veces 1
43 veces 1
48 veces 1
54 veces 1
78 veces 1

Para entender esta tabla anterior será bueno saber que el número de “recuerdos” de los entrevistados fue un total de 1753, y que en conjunto fueron citados 865 weblogs (muchos, ¿no?). Pero claro, ahora lo que todo el mundo quiere saber es quiénes son los “más recordados”. Pues ahí va:

Weblogs más recordados
Microsiervos 78
Escolar.net 54
Peluche 48
mini-d 43
barrapunto 40
ALT1040 33
xataka.com 33
kirai.net 32
Enrique Dans 26
Isopixel 20

Recuerdo que esta tabla corresponde a la encuesta a lectores. Falta por hacer la encuesta a webloggers, pero esa no la haré yo, que ya lo dejo aquí.

Algunos se preguntarán que dónde está martinalia.com; de hecho, una amiga me acaba de susurrar que, ya que estoy manipulando los datos, haga trampa y me coloque al menos en el “top ten”, con algo más de 20 “recuerdos de visita”. Pero no, no lo haré. Yo me conformo con los cuatro entrevistados que me citaron (aquí somos pocos pero bien avenidos).

El factor humano y la seguridad

phishingSegún Deloitte, la principal amenaza para la seguridad de la información en las entidades financieras es el factor humano, por encima de la tecnología. En el denominado “Estudio de Seguridad Global” realizado por la consultora, concluyeron que los ataques internos, el phishing y el pharming son las principales amenazas para las entidades financieras en materia de seguridad, por lo que sugieren que la formación y concienciación en materia de seguridad es la solución para evitar las amenazas provocadas por el comportamiento humano, que sin embargo solo representa el 15% del total del presupuesto de seguridad de las entidades.

En realidad, nada sorprendente. Algo parecido decíamos aquí con respecto a los contenidos de pago: “Lo preocupante son los propios usuarios, que vienen demostrando una preocupante (a los ojos de la industria) tendencia a no vigilar debidamente el uso EXCLUSIVAMENTE PERSONAL de sus cuentas de acceso”. Como siempre, el factor humano.

El número de ataques informáticos internos dirigidos contra las principales entidades financieras mundiales ha aumentado respecto al numero de ataques externos a lo largo del último año según el estudio de Seguridad Global 2005 realizado por Deloitte. El 35% de los encuestados confirmó haber sufrido ataques desde dentro de sus propias organizaciones en el último año (14% en el 2004), frente al 26% que aseguraron que la mayoría de ataques procedía desde el exterior (23% el año anterior). En concreto, algo menos de un tercio (28%) de los encuestados manifestó haber incumplido la normativa sobre seguridad en los últimos 12 meses, en comparación con el 83% registrado en 2004.

Los ataques de phishing y pharming (que consisten en engañar a la gente para que revele información delicada utilizando páginas web y direcciones de correo electrónico falsas) se sumaron a las principales amenazas en materia de seguridad a las que se enfrentaron las entidades financieras el año pasado, y que mostraban además, que el factor humano es el eslabón más débil de la cadena de seguridad.

El cambio en la tendencia de los ataques externos a los internos y la táctica que aprovecha el comportamiento humano frente a las lagunas jurídicas tecnológicas, puede explicarse, según Deloitte, debido a la mejora en la utilización de las tecnologías de seguridad de la información, en particular por el uso cada vez mayor de las soluciones antivirus (98% frente al 87% en 2004), las Redes Privadas Virtuales (79% frente al 75%) y la filtración y el control de contenidos (76% frente al 60% en 2004).

Según el estudio, la formación y concienciación en materia de seguridad aún deben llegar a las agendas de los Directores de Seguridad de la Información, ya que apenas la mitad (46%) de los encuestados han programado iniciativas de formación y concienciación para el próximo año. Estas dos cuestiones se hallan a la cola de la lista de iniciativas en materia de seguridad, a mucha distancia del cumplimiento de las normativas (74%) y de la información y evaluación (61%).

Estas conclusiones concuerdan con los futuros planes de inversión en seguridad de las entidades financieras, en los que la mayor partida se dirige a herramientas de seguridad (64%), frente a un escaso 15% destinado a la concienciación y formación de los empleados. Son muy pocas las entidades financieras que disponen de planes para concienciar sobre los problemas de seguridad a los clientes.

Otras conclusiones principales del estudio:

• Aunque casi la mitad (48%) de los encuestados considera que la falta de concienciación de los empleados es uno de los desafíos principales, las medidas de formación y concienciación en materia de seguridad aplicadas en los últimos 12 meses disminuyeron del 77% registrado en el anterior estudio al 65% de este año.

• Casi las tres cuartas partes (74%) de los encuestados optan por externalizar al menos una función de TI, pero (27%) no controlan mediante evaluaciones regulares el cumplimiento de los requisitos de seguridad por parte del proveedor externo de este servicio.

• Aunque el 86% de las entidades que cuentan con un Director de Seguridad de la Información señalaba que esta función rinde cuentas directamente al consejo o a los altos directivos, sólo un tercio de las entidades entrevistadas cree que la seguridad ha sido reconocida como un área crítica de negocio a este nivel.

• Los plazos y presupuestos poco realistas (56%) encabezaban la lista de razones comunes de los encuestados para los incumplimientos de proyectos de seguridad, seguidos por los problemas de integración debido a un diseño y a una arquitectura iniciales mediocres (48%) y a la falta de implicación por parte de los empresarios (34%).

Luces y sombras del nuevo madrid.org

madrid.org

A través de un mensaje de Alberto Lacalle en la lista de correos de Cadius tengo noticias de la remodelación del portal institucional de la Comunidad de Madrid. Como suele suceder en estos casos, el Gobierno ha presentado esta remodelación como un gran avance en la relación entre la institución y los ciudadanos, mientras que la oposición critica que el sitio no permite a los ciudadanos “interrelacionarse con la administración, más allá de rellenar formularios y de la burocracia pura y dura”.

El propio Alberto Lacalle da en la diana cuando pide, a ser posible, un análisis que dé algo de luz entre tanto ruido de valoraciones superficiales.

No sé cuál ha sido la empresa que ha remodelado la página Web de la Comunidad de Madrid (estoy casi seguro de que ha sido Indra, pero aún no he podido confirmarlo), pero casi a primera vista salta la magnitud de la tarea. Podemos ver todavía una versión de la página antigua de la Comunidad de Madrid en Archive.org, aunque de todas formas acompaño aquí una captura de pantalla que nos ayudará a apreciar las diferencias.

Portal antiguo

Con independencia de gustos (no vamos a hablar aquí de temas como “a mí me gustaba más los colores de la versión anterior” o “las nuevas pestañas son más lindas”), creo que se puede afirmar con cierta dosis de objetividad que la nueva versión es mucho más sencilla, fácil de comprender y de utilizar que la anterior. Pero para sustentar esto que digo habría que hacer previamente un poquito de historia.

Un poco de historia

Lo primero que habría que resaltar, sobre todo para los que no conozcan las peculiaridades del sistema administrativo español y su organización en comunidades autónomas, es que lo que vemos, la página web que está a la vista de todos, no es más que la punta del iceberg de un enorme marasmo de información procedente de una enorme diversidad de organismos dependientes de varias consejerías (algo así como ministerios de ámbito regional) que generan contenidos de forma absolutamente autónoma entre sí. Es decir: el mismo problema con el que se encuentran las grandes corporaciones, incrementado por el hecho de que se trata de un organismo público y por tanto se encuentra sometido a una serie de restricciones legislativas y normativas que le obligan a un mayor cuidado y atención hacia los contenidos que se ofrecen a los ciudadanos (aquí no se puede hablar de “clientes”).

En definitiva, está claro que en esta ocasión no bastaba con “webizar” los contenidos previamente existentes, sino que había que acometer una reestructuración en toda regla de los procesos internos de la administración madrileña (otro inciso para no conocedores de la administración española: la Comunidad de Madrid no es el gobierno de la ciudad de Madrid, sino el de la región de Madrid, algo así como el DF, que tiene competencias clave como Educación, Sanidad, Vivienda, Servicios Sociales…). Y eso es lo que lleva haciendo la Comunidad de Madrid desde 2001, dentro del llamado PSGA (Plan de Simplificación de la Gestión Administrativa). Hasta 2003, este plan contaba con un presupuesto de 23.692.703 euros. No sé si se amplió el plazo o se desvió el presupuesto, pero esta cantidad ya es de por sí muy considerable (lo sé, se nota demasiado que me hubiera ENCANTADO dirigir este proyecto… qué le vamos a hacer).

Y claro, dentro de todo esta enorme labor de reestructuración de procesos, el lavado de cara de la web madrid.org es sólo una pequeña parte. Eso sí, es la más visible, por lo que resultaba clave para el éxito del plan.

FatWire Satellite Server

Lo que más me ha sorprendido de todo esto no es la remodelación en sí de la apariencia de la página web, que era deseable por toda una serie de cuestiones que luego comentaremos, sino que yo supuse que en 2003 la Comunidad de Madrid había adoptado un modelo de Gestión de Contenidos más o menos estable.

Pero no. Lo que se ha producido ha sido un cambio total: mientras que en julio de 2003 se adoptaba Vignette, ahora se ha migrado a FatWire Corporation Content Server. Algo similar a lo que ya hiciera en su momento Inversis. Supongo que las razones habrán sido de peso y que habrán estudiado al detalle el ROI asociado a tal decisión, porque desde luego debe de haber supuesto un coste nada despreciable.

Lavado de cara

Una vez aclarada la ingente tarea anterior, de reorganización de procesos y de migración de CMS, vamos ahora al rediseño en sí del portal. Lo primero que se ve (bueno, no a simple vista, pero los que llevamos tiempo en esto casi podemos detectarlo por el olfato) es que se ha pasado de un diseño basado en tablas a un diseño basado en capas y CSS. Muy buena decisión, que facilita el cumplimiento de los estándares y mejora la accesibilidad. Pero ojo, sólo FACILITA la accesibilidad, no la garantiza. Como bien señala Daniel P. Uriol en la lista de Cadius, madrid.org no se supera, por ejemplo, la validación de accesibilidad en la herramienta Hera 2.0 de SIDAR. Quizá habría que repasar un poquito el código antes de poner ningún símbolo de “web accesible”. En fin. En cuanto a compatibilidad de navegadores, no está conseguida del todo. Se ve bien en las últimas versiones de IE y en Firefox, pero da algún pequeño error en Ópera y en Konqueror. No lo he probado en otros navegadores.

También destaca la reorganización de los contenidos. Se pasa de una “portada total” que da acceso, a través de pestañas, cuadros de búsquedas y combos a TODO el contenido del portal, a una “portada-nodo”, que redirige el tráfico desde el principio. Es un poco como el caso de Dell, que ante la complejidad y diversidad de los posibles usuarios, opta por la segmentación desde el principio. Aquí se ha dividido a los visitantes entre “ciudadanos” y “empresas”, con lo que hay dos portales totalmente diferenciados entre sí en función del perfil de usuario.

Multicanal

Una tercera opción, interesantísima, es la de “mimadrid.org”, en la que el usuario se puede personalizar tanto los contenidos que verá a través de internet como las alertas que quiere recibir vía e-mail o via SMS. Me parece fantástico. Eso sí, cuando probé el proceso de alta, el servicio de SMS funcionó a la primera, pero el proceso de confirmación del alta vía Internet fracasó (aún no he logrado darme de alta, me dirige a una página inexistente). Muy mal: hay que dar lo que se promete.

En general, la Comunidad de Madrid ha dicho que se trata de “un soporte multicanal cuyos contenidos podrán visualizarse próximamente por Internet, telefonía móvil y televisión digital terrestre”. Pero debe quedar claro que si se “podrán visualizar” es que ahora no se puede. Es decir, que no nos vendan lo que aún no es.

Tres pasos

Otra de las virtudes que han querido presentar es la supuesta “navegación intuitiva”, que consistiría en que ningún contenido estaría a más de tres clics de distancia. Salvando el hecho de que yo no he conseguido acceder a a ningún contenido con menos de cinco clics (excluyendo las búsquedas, claro), tampoco le veo mayor importancia a la profundidad de la navegación. A tres, a cinco o a nueve clics, si la información está bien organizada, podrá ser encontrada y por tanto será útil. Y yo creo que este es el caso, creo que el esfuerzo que han hecho para no reproducir la jerga interna de la administración ha tenido éxito (moderado éxito, si quieren), y que cualquier ciudadano medio puede navegar entre sus contenidos sin desesperarse.

Lo peor de todo

Como supondrán por lo leído hasta aquí, mi opinión general sobre el cambio es muy positiva. Me parece, a simple vista, que ha sido un proyecto de una gran complejidad, precioso desde el punto de vista de gestión y crítico desde el punto de vista de la ejecución. Pero todo tiene su lado oscuro, y madrid.org no iba a ser menos.

En este caso no creo que sea responsabilidad de la empresa que ha hecho la migración y remodelación de la página web. Se trataría más bien de una dejación de funciones que es común tanto a administraciones como a grandes empresas: se olvidan de la integración de la Gestión de Contenidos en los procesos internos, de manera que el modelo de Gestión de Contenidos no dependa de una herramienta concreta, ni esté atado a un proyecto específico, sino que sea una tarea más, como la del Administrador de Sistemas.

¿Que por qué digo esto? Pues la razón la pueden encontrar en este otro artículo reciente sobre contenido basura. Efectivamente, en este novísimo y renovado portal también podemos encontrar muy numerosos ejemplos de contenido basura, restos de contenido antiguo, de prueba, no actualizado o francamente inadecuado que por negligencia queda visible en la red. Ya que no contratan con carácter estable y rango adecuado a un Gestor de Contenidos que vigile estas materias, por lo menos deberían de hacer periódicamente una “Auditoría de Contenidos” (¿cómo?¿que no conocen a nadie en España que lo haga? Pregúnteme a mi, por favor…).

Veamos algunos ejemplos (son muchos, se lo aseguro). ¿Qué les parece la siguiente página? (abajo, la captura de pantalla, para cuando la retiren de la red):http://www.madrid.org/cs/Satellite.

satellite

Comprenderán ahora por qué sé lo de Fatwire. Qué cosas. Otro ejemplo: http://www.madrid.org/comun/bocm/0,2936,3029_14212_14528_,00.html.

portalantiguo

Efectivamente, lo han adivinado, es el diseño antiguo que se resiste a desparecer. Podría seguir poniendo muchos ejemplos de contenido basura o residuos, pero para qué seguir. Estos fallos, ya digo, no tienen por qué ser imputables a la empresa que ha hecho la remodelación de la página web.

Pero tampoco ellos se van a ir de rositas. Hay fallos que son muy obvios y no se puede culpar a otros. Por ejemplo, si desde la página inicial se hace clic en el enlace “Contacto” (situado a pié de página) se abre una ventana en popup, a la que le han capado la posibilidad de maximizarse y de cambiar el tamaño. En esta ventana aparece otro enlace “Sugerencia, Reclamación o queja”, que se abre en esta misma pantalla capada y que se ve, por tanto, así:

Al margen de la pose de la presidenta de la Comunidad de Madrid, lo que es obvio es que la ventana es insuficiente para la visualización de la pantalla, y que, aunque haciendo scroll se puede, mal que bien, ver todos los contenidos, no deja de ser una metedura de pata. En fin, pero es un ejemplo nada más. La creación o remodelación de una web (de cualquier software, en realidad) es un proceso complejísimo que no puede, por definición, estar exento de fallos. Pero algunos de ellos son demasiado obvios, demasiado de manual como para que una corporación o una administración pueda permitírselo. Y la solución es obvia: vigilen sus contenidos, contraten a un Gestor (o auditor) de contenidos, pero no lo confundan en ningún caso con un becario sobreexplotado y malpagado o con un técnico amarrado a un software concreto. Háganme caso, y ya me contarán.

El contenido basura

fundacion-vodafone

Todas las empresas coinciden en la importancia de los contenidos. En un mundo en el que “los mercados son conversaciones”; en el que las grandes corporaciones gastan fortunas en conocer los hábitos de sus potenciales consumidores; en el que el contenido, incluso el contenido personalizado, es el rey… en este mundo, aunque parezca mentira, sigue habiendo pifias de campeonato.

Hay ejemplos para todos los gustos, pero para muestra traigo aquí dos botones. El primero es de la Fundación Vodafone. He hecho una captura de pantalla, que se puede ver arriba, no vaya a ser que ahora misteriosamente desaparezca de la red; pero creo que durante mucho tiempo podrán verlo en línea aquí (por cierto, acertijo para SEOs: ¿adivinan quién ocupa un indiscutible primer lugar en Google con la búsqueda “aquí”?).

Esta página, disponible en Internet desde hace mucho tiempo, es un claro ejemplo de “Página Lorem Ipsum”, es decir, un esbozo, una propuesta con contenido de relleno. Sería normal si estuviese en un entorno de desarrollo, pero es imperdonable que aparezca publicada en Internet. Al menos, es imperdonable que esto le suceda a una multinacional líder en telecomunicaciones que presume de soluciones avanzadas de contenidos (dime de qué presumes…).

Pero ya digo que no es un caso aislado. Veamos ahora el siguiente, el de otro líder de contenidos. Terra, que efectivamente ha conocido tiempos mejores, se definía no hace tanto como el portal líder del mundo de habla hispana y portuguesa. Un gigante de los contenidos, sin duda, que incluso ofrecía sus servicios como experto en contenidos a terceros. Pero miren esta captura de pantalla:

Terra

Se trata de una sección del portal que se llamaba “Off de Line”, que Terra comenzó a publicar cuando se pusieron de moda los llamados “confidenciales” (otro día tendremos que hablar de esto), pero que, a la vista está, abandonó hace mucho tiempo a su suerte. El tiempo sigue corriendo, pero la noticia de rabiosa (y confidencial) actualidad que sigue mostrando Terra hace referencia al anterior alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, con lo cual la noticia es… de 2003.

Ya digo que esto no son más que dos ejemplos traídos al azar, pero que dan buena muestra de que sobre Gestión de Contenidos, en nuestras empresas, se predica mucho pero trigo, lo que se dice trigo, se da bien poco.

Sinónimos y definiciones

He descubierto hoy por casualidad un par de páginas web de esas que, de puro sencillas y prácticas que son, sé que me acompañarán durante mucho tiempo. Me refiero a sinonimos.org y definicion.org, ambas creación de Antonio Rodriguez Estrada.

No sé cuántas veces (miles, desde luego) me habré interrumpido mientras escribía a la búsqueda de un sinónimo, para no repetir una misma expresión demasiadas veces. Y eso es lo que me ha pasado hoy (bueno, le pasó a una compañera de trabajo y ella me preguntó, para el caso es lo mismo). Después de buscar un rato, y de encontrar opciones de pago o herramientas penosas o desactualizadas o fuera de servicio, me encontré con sinonimos.org.

Al principio creí que sería un recurso muy conocido y que a mi no me sonase de nada sólo era imputable a mi proverbial despiste. Pero no, luego comprobé que la página web se dió de alta en mayo de este año.

Es un servicio muy sencillo, que se basa en OpenThesaurus-es (el Diccionario de Sinónimos Open Source para el Lenguaje Español de OpenOffice.org), y por tanto los sinónimos están bajo licencia GNU/LGPL. O sea, que miel sobre hojuelas. Está claro que uno puede buscar directamente en el OpenThesaurus-es, pero sinonimos.org tiene varios puntos a su favor.

El primero, la URL, sencilla y fácil de recordar. Segundo, la interfaz, más sencilla imposible: un simple formulario de búsqueda (y algunas búsquedas resaltadas, no sé si las últimas o las más solicitadas). Tercero, permite que otros webmasters inserten este servicio en sus propias páginas webs copiando simplemente unas pocas líneas de código. Y cuarto y quizá más importante, ofrece la integración con otro servicio, definicion.org, que ofrece la definición de los términos que aparecen en la pantalla de resultados. Todo tremendamente sencillo y eficaz. Para sobresaliente.

Esta otra página web, definicion.org, es un poco anterior, está registrada en septiembre de 2004, pero yo tampoco la conocía. Reconozco que me ha impresionado el trabajo de Antonio Rodriguez: no sé si le habrán supuesto mucho o poco esfuerzo estos desarrollos, pero el resultado es magnífico, y prueba lo que una sola persona con ideas e iniciativas puede hacer. No sé qué intenciones tiene con sus servicios, pero de momento son gratuitos y sólo muestra la publicidad AdSense de Google.

Como una demo vale más que tanto cuento, aquí va el servicio en vivo:

Diccionario de Sinónimos

Usabilidad en el Proceso de Diseño de Software

Nigel Bevan

Nigel Bevan

Interesante la charla que ofreció ayer Nigel Bevan en la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Madrid: “Usability Integration into the Software Process”.

Bevan es muy conocido por ser uno de los principales impulsores de la estandarización de la usabilidad (acuñó, por ejemplo, el concepto de “calidad en uso”), y ha participado en numerosos proyectos de ámbito internacional en los que la medición de la usabilidad era el aspecto crítico. En la actualidad trabaja para la división de usabilidad de SERCO y es miembro de la Junta Directiva de la UPA (Asociación de Profesionales de la Usabilidad).

En su charla, Bevan incidió en los beneficios que reporta la integración de la usabilidad a lo largo de todo el ciclo de vida del proceso de diseño del software. A pesar de que el concepto de usabilidad parece estar de moda, las empresas aún no han interiorizado, por lo general, la necesidad del diseño centrado en el usuario (HCD), y en el mejor de los casos se limitan a añadir, como un postizo, un test de usabilidad (y, muchas veces, ¡sin usuarios!) al final del proceso, en la fase de implantación.

La aproximación de Bevan al objetivo de la consecución de la usabilidad en el diseño de software puede resumirse en este gráfico:

usabilidad-bevan

Y tú de mayor… ¿quieres ser Gestor de Contenidos Web?

integradorMe cuenta una amiga con más de cuatro años de experiencia en Gestión de Contenidos Web que el mercado laboral está yendo de mal en peor. Según me consta, lleva durante todo este tiempo realizando un trabajo acorde con su categoría profesional pero poco creativo, demasiado atado a un CMS comercial concreto, de forma que se siente limitada en su desarrollo profesional.

Por eso, lleva unos meses buscando un trabajo que le ofrezca otras perspectivas, pero los resultados no son al parecer nada alentadores. La mayor parte de las ofertas (y esto es fácilmente comprobable) son para técnicos especializados en tal o cuál Sistema de Gestión de Contenidos concreto. En otros casos, los más sangrantes, se confunde al Gestor de Contenidos Web con el recadero de la esquina.

Es el caso de la oferta de trabajo que me detalla mi amiga. Se trata de una pequeña empresa de una ciudad del norte de España, que publicó hace unas semanas un anuncio en varios portales de ofertas de empleo en los que solicitaba un Gestor de Contenidos Web. ¿Y cuáles eran las funciones que se le atribuían? Agárrense:

  • Diseño de carteleria (sic)
  • Diseño de la web
  • Redacción y actualización de los contenidos de la web
  • Mantenimiento del catálogo de la tienda
  • Labores de captación comercial (?)

Y todo esto, ya les digo, un Gestor de Contenidos Web. Se les ha olvidado, creo, la muy noble tarea de acercarse todas las mañanas al bar de la esquina por un cafetito caliente para el jefe. Eso sí, para compensar, las verdaderas funciones de un Gestor de Contenidos Web no aparecen por ningún lado.

Claro que, ante tan ingente tarea (pensarán ustedes), el sueldo debe compensar. Pues no lo duden: entre 8.000 y 12.000 euros anuales (brutos). Así está el tema.

El País rectifica su estrategia on-line

“ELPAIS.es, para todos”: así se titula la rectificación de una aventura desafortunada que ha durado casi tres años. Ese es el tiempo que ha aguantado El País el “cerrojazo” de su página Web. Hace casi un año decíamos aquí, refiriéndonos a la guerra por la supremacía entre los periódicos on-line: “¿hasta cuándo podrá seguir manteniendo su imagen de medio líder en el mundo hispanohablante con unos ridículos 25.000, o 50.000 usuarios, frente a cifras de millones de usuarios de otros medios?”.
Ahora dicen que, a partir de hoy, se renuevan “para dar respuesta a las cada vez más crecientes demandas de los usuarios de Internet” y que desde ahora en adelante permitirán “acceder a toda la información actualizada por la redacción digital durante las 24 horas del día, 7 días a la semana”. No es cierto que lo hagan para dar respuesta a las demandas de los internautas (que más lo demandaban cuando dieron el cerrojazo, pero entonces pensaron que cobrar por los contenidos era una buena idea), sino para evitar ser barridos por completo de Internet. Hace dos años, El País en abierto hubiera sido el líder sin discusión en el panorama informativo en español. Hoy, pueden que lo consigan. Pero también puede que hayan llegado un poco tarde. Lo veremos.

Ulises

Ulises-Teatro HurgenteEstuve viendo recientemente la primera pieza de la segunda trilogía del “Teatro Hurgente”. Al igual que la primera trilogía, se ha representado en la madrileña sala Janagah. “Ulises”, que así se llama esta obra en clara pero irónica referencia homérica, inicia así un nuevo ciclo, tras “Dos Obreros”, el desgarrador “Ojos” (estas dos no las comenté en martinalia.com, pero me parecieron magníficas) y “El Bus”.

Esta nueva obra, como todo el Teatro Hurgente, tiene su origen en un acontecimiento real aparecido en los medios de comunicación. Pese a lo heterogéneo de las fuentes, con el tiempo todas las piezas han ido adquiriendo (o eso me parece a mi) un claro “aspecto familiar”. Como ya comenté anteriormente, el resultado, en su conjunto, es espectacular en su sencillez. No hay nada de artificial en unos textos claros, medidos y precisos, ni en la interpretación sincera de los alumnos de la escuela de teatro Janagah.

“Ulises” recuerda obviamente, incluso en el título, al mito homérico, pero Gustavo Montes, el autor, nos presenta a un Ulises contemporáneo, viejo, casi ciego, fugado de un hospital público, que ansía regresar a casa.

La obra gira ostensiblemente en torno a una canción, “Con el alma despierta”, compuesta especialmente para la obra, y que acaba creando una sugerente atmósfera en torno al protagonista perdido enmedio de un vertedero y con la única ayuda posible de una loca, de una mendiga. Un universo descarnado, hiriente, sacado de la realidad en forma de noticia y devuelto a ella como un boomerang en formato literario.