Perseguidos por el Bluetooth

toothing
Desde hace algún tiempo me había acostumbrado a ver cómo gran parte de mis compañeros de trabajo (yo me resistía) sincronizaban la PDA y el móvil (teléfono) con el portátil (ordenador) sin intervención de cable alguno, vía bluetooth.
Ya más recientemente, la fiebre inalámbrica lo ha invadido todo: desde el hogar (impresoras sin cables, conexión inalámbrica pc-televisión, etc) hasta las estaciones de metro y los centros comerciales (donde la gente intenta ligar enviándose mensajes entre dispositivos con bluetooth, lo que se llamó bluejacking y ahora se denomina toothing).

El fenómeno, que al principio parecía anecdótico y marginal, parece que está a punto de saltar al campo del negocio: la agencia de publicidad Remo ha anunciado a través de un comunicado de prensa que, junto con la empresa Bluetooth Interactive Comunication está desarrollando un sistema que permite enviar mensajes interactivos a cualquier dispositivo bluetooth que se ponga al alcance de sus clientes. Es decir, que si pasamos con nuestra PDA o nuestro teléfono móvil con bluetooht activado junto a un concesionario de automóviles, o una tienda de moda, o cualquier negocio que utilice este servicio, nos enviarán un mensajes con imagen, sonido o texto invitándonos a entrar en el establecimiento y, suponemos, a probar los últimos modelos.
Por supuesto que habrá quien se queje de la invasión de la privacidad que este nuevo sistema de márketing puede suponer. Pero la solución es fácil: desactivar el dispositivo, caso de que se tenga. De cualquier manera, podemos probar a unir modelo de negocio con ocio puro y duro, y al ser asaltados por uno de estos mensajes publicitarios, contraatacar haciendo toothing (o sea, intentar ligarnos de forma descarada a la dependienta (o dependiente): “Soy chico y busco chica (o viceversa, o cualquier combinación intermedia): ¿te apetece conocerme?”.

Deja un comentario