El modelo de negocio que no llega

Autopista de la informaciónLeía la semana pasada que el vicepresidente de Sun, Jonathan Schwartz, había afirmado en una entrevista concedida al Wall Street Journal que el equipamento informático pasaría a ser gratuito en un plazo de unos cinco años.
No lo especificaba, pero asumo que esta predicción, que ya se verá hasta qué punto se cumple, se refiere exclusivamente a los equipos informáticos para empresas. No creo que estuviese pensando en el consumidor residencial cuando hacía esas afirmaciones.

La presunción de Schwartz se basa en que los gastos de hardware estarán vinculados a los acuerdos comerciales en el campo del software y los servicios. Con el tiempo, dice, los equipos informáticos se ofrecerán a cambio de una suscripción para finalmente, al cabo de unos años, servirlo de manera gratuita. Está claro que el vicepresidente de Sun tenía en su cabeza el modelo de negocio de las operadoras de telefonía, y equiparaba en este caso el hardware con los terminales telefónicos, que en muchos casos se regalan al usuario para cobrarle sólo por los servicios.
Yo no sé si esto acabará siendo así o no. También cuando surgió la interred se dictó pronto la sentencia de muerte para los proveedores de acceso como tales. El negocio, se dijo, estará en los contenidos. Hay que regalar el acceso a la interred para así obtener una masa crítica de usuarios, y luego cobrar por los servicios.
Y si esto ha acabado siendo cierto en términos generales para los accesos de banda estrecha, desde luego nada más lejos de la realidad en la banda ancha, la que en principio iba a ser reina de los contenidos. Este sigue siendo el modelo de negocio básico incluso de empresas que se anuciaron como campeonas de los contenidos: se sigue cobrando (¡y a qué precios!) por la conexión, mientras los contenidos siguen siendo básicamente los de toda la vida (véase El secreto está en el porno).

Comparativas

Por eso adquieren tanta importancia, por ejemplo, los estudios comparativos que se realizan
de las conexiones a la interred.
Yo no entiendo gran cosa del asunto, pero un lector de martinalia.com que sabe mucho más que yo de ésta y de tantas otras cosas, Marcus Fernández (webmaster de Código Cero), me comentaba lo siguiente (advierto que algunos datos pueden no estar actualizados, pues hace algún tiempo de esto):

“Son la cosa más manipulada que se puede echar uno a la cara. Por ejemplo, normalmente encontramos estudios que dicen que el mejor proveedor de ADSL de España es Telefónica (cuando los usuarios no coinciden en absoluto al decir eso) y luego vemos como justo después de que Telefónica presente ante la CMT una propuesta para aumentar la velocidad del acceso, la OCU saca un informe poniendo a las conexiones de cable por las nubes… midendo sólo la velocidad de descarga (¡que tiene narices!). Se olvidan totalmente de la latencia, la velocidad de respuesta, los servicios asociados y el precio. Así, sale en primera posición el operador de cable R, que es el que da el peor servicio de toda España en lo que a calidad/precio se refiere.
¿Te digo por qué? Pues porque:

  • no da flexibilidad en la contratación (tiene 4 modalidades de combinados: o las coges o las dejas)
  • la conexión habitual de banda ancha (la única de 24 horas contratable por particulares… ¡la única!) es de 300/75 Kbps, o sea, la velocidad de subida más reducida del mercado (mi hermano tiene en casa un ADSL 128/128 por 18 euros al mes durante un año, por lo que para muchas cosas como conferencias de audio y P2P le va mucho mejor que la conexión normal de R).
  • los precios son de risa: el Combo 3 (el que permite acceso a Internet a 300/75) cuesta 45 euros + 2 euros del alquiler del cablemódem + IVA. Y lo peor es que, después de que los usuarios hayan montado una recogida de firma y los pongan a caer de un burro en los foros de Codigocero.com (enmgallego) y Bandaancha.st no se les ocurrió otra solución que permitir una mejora de la conexión a 300/150 pagando 3 euros adicionales (con la disculpa de que te dan una segunda IP dinámica, que casi nadie usa). O sea, que al final una conexión 300/150 Kbps cuesta 50 euros + IVA mientras que en ONO van a tener 1024/512 Kbps (dentro de 15 días) a 39,95 euros al mes.

Comprenderás que mucha gente comience a pensar que los estudios que hacen por ahí ciertos “independientes” no despierten mucha confianza. Y que en la prensa salgan noticias diciendo que “R es el operador que da más velocidad de descarga de España” es todo un chiste, pero que les sirve para engañar a los usuarios que no entienden lo que son eso de “los K”.

En fin, que el panorama no es muy alentador. Ojalá viniera alguien a contarnos que dentro de cinco años el acceso de banda ancha a la interred será universal, de calidad y gratuito; y que el negocio estará, claro, en los contenidos. Aunque sea mentira.

3 Comments

  1. Sobre mis críticas a R debo añadir que ahora el operador de cable gallego anuncia que va a pasar sus conexiones de 300/75 a 600/200 sin coste adicional, con lo que superarían los 512/128 que darán por ADSL sus competidores, por lo que parte de mis argumentos anteriores dejan de tener validez, pero no así el poco criterio de la OCU. Además, este domingo pudimos leer en el periódico La Voz de Galicia una página entera hablando de las bondades de la conexión actual con R, haciendo constante alusión al informe de la OCU, lo que me pareció muy triste y me sonó a tomadura de pelo. Igual se lo creen algunos clientes, que eso es lo peor (pensarán aquello de mal de muchos…).

    Eso sí, me parece que lo que está pasando con ONO es bastante grave. Eso de prometer que le van a dar a los clientes una conexión de 1024/512 (incluso confirmándolo en su Servicio de Atención Telefónica) para que luego la oferta real sea de 1024/150 me parece de lo peor que se puede hacer. A eso se le llama normalmente puñalada trapera. Es un ejemplo de una política de comunicación deficiente por parte de una empresa. Algún responsable de ONO se columpió inconscientemente y luego tienen que sufrir el descrédito consecuente.

    De lo de Auna creo que es mejor no hablar, porque eso de que mejoren la conexión de los clientes que amenazan con darse de baja, o que les regalen meses de la cuota de abono es muy pero que muy patético.

    Hoy mismo la Asociación de Internautas publica en su web una tabla de evolución de las velocidades del ADSL en Europa desde 2002 y vemos que en otros paises pagando menos que en España tienen velocidades de 384 y 3072 Kbps, mientras que todavía tenemos la de 256 Kbps, para que luego intenten convencernos de que no somos el culo de Europa (hay quien incluso dice que si España es el culo, Galicia serían los pelos).

    Me uno al deseo de que las cosas cambien, pero hay que admitir que vamos a un ritmo muy, pero que muy lento. Será por aquello de ir lentos pero seguros, como parece que sostienen los de Red.es sobre el patético caso de los nombres de dominio españoles (que son para dar de comer aparte).

    Responder

  2. Nada que añadir, ya digo que tú sabes de esto mucho más de lo que yo jamás sabré nunca. Si acaso, una pregunta: lo de ONO, además de puñalada trapera, ¿no es también publicidad engañosa? ¿eso no es legalmente punible?

    Responder

  3. Está clarísimo que lo de ONO es ilegal, pero la gente tiene muy complicado el demostrarlo. Vale que, como pueden salir docenas (sino cientos) de usuarios diciendo que las teleoperadoras les anunciaron una promoción y luego les aplicaron otra sería mucha casualidad que se pusiesen todos de acuerdo, cuando incluso llegó a salir el asunto en prensa. Los de ONO metieron la pata bien metida. Vale que mejoraron la conexión de los clientes, pero prometer un mejora para dar otra distinta es inmoral e ilegal. De todas formas no creo que pase nada, pues la gente no se suele animar a denunciar cosas así (en cuanto llegase el caso a los tribunales ya no existiría la conexión de 1024/150 Kbps… admitámoslo).

    Responder

Deja un comentario