Tengo un trato: lo mio, pa mi saco

Zapatero y los cantantesEl pasado lunes 21 de junio, una representación de la industria musical española y algunos de los cantantes y grupos españoles más exitosos le arrancaron al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el compromiso de promover una ’Ley de la Música’.
El estribillo de esta reunión bien lo podía haber puesto la rapera sevillana La Mala Rodríguez, que también acudió al encuentro: ’Tengo un trato, lo mio pa mi saco’, a toda costa, sin contar con la opinión de los clientes y usuarios, sin detenerse ni tan siquiera ante las puertas del sentido común.

Rodríguez Zapatero se reunió en el Palacio de La Moncloa con artistas como Alejandro Sanz, Alex Ubago, La Oreja de Van Gogh, David Bisbal, Andy&Lucas, Antonio Orozco, Josep Pons (director de la Orquesta Nacional de España), Café Quijano y La Mala Rodríguez, entre otros. Los músicos llevaban en el pecho unas pegatinas con el lema «La música se muere. Ayúdanos».
A la reunión asistieron también el presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Eduardo Bautista; el presidente de la Sociedad de Artistas de España (AIE), Luis Cobos; el presidente de la Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE), Emilio Santamaría; y el presidente de la Asociación Fonográfica y Videográfica de España (AFYVE), Antonio Guisasola.

Documento de quejas

Entregaron a Rodríguez Zapatero un documento en el que se dice que España es el país de Europa con mayor volumen de música pirateada. En el documento se defienden las ayudas públicas al sector para defender la ’excepcionalidad cultural’ y para promover el uso del idioma español en la música.

Este documento fue encargado por AFYVE (qué pésima página Web tiene esta asociación, por cierto; merece la pena visitarla sólo por ver lo mala que es, ¡si está hecha con Microsoft Word!) a una consultora de comunicación (Weber Shandwick) que ni siquiera tiene página Web en español. Curiosa forma de no predicar con el ejemplo.
Pero, anécdotas aparte, las Instituciones harían bien en oír también, antes de legislar en la materia, a clientes, usuarios, empresas tecnológicas… realmente, a todo el mundo salvo a la propia industria discográfica, que en este asunto anda con el pié cambiado frente a la realidad y, en vez de adaptarse a ella, pretende momificarla a base de legislaciones específicas. O dicho en plata: con medidas represivas.
Como dice José Cervera en su Retiario:

“El intercambio de ficheros entre iguales (P2P) no daña a la industria de la música, analiza la revista de la prestigiosa escuela de Económicas de Harvard. Puede arañar beneficios a algunos de los peces gordos de la industria fonográfica, pero los músicos independientes está descubriendo que la Red les ayuda y facilita la tarea de hacer más música (y vivir de ella). A la vez los gigantes de la industria fonográfica (incapaces de encajar Internet) se consolidan y fusionan reduciendo las alternativas disponibles e intentando regir el mercado con puño de hierro. La Tierra ha visto antes este patrón: dinosaurios que se hacían cada vez más grandes hasta extinguirse y ser sustituidos… por pequeños y ágiles mamíferos. La evolución se repite: que crezcan los gigantes”.

One Comment

  1. Bueno, esta gente de AFYVE parece que se han dado cuenta de que estaban haciendo el ridículo en Internet. Ahora han cambiado de nombre (se llaman Promusicae) y han cambiado de página web (de momento no tienen contenido, pero al menos han retirado la vengonzosa página web que les daba a conocer “en todo el mundo”, jajaja).

    Responder

Deja un comentario