Lo que importa medir en el proceso de Gestión de Contenidos Web

kpisElegir un sistema de Gestión de Contenidos Web es un problema tremendamente complicado, pero no es desde luego el último obstáculo con el que se enfrenta una empresa antes de la puesta en marcha del proceso de Gestión de Contenidos propiamente dicho.

Obviando la implementación del software que haya sido elegido, que siempre resulta azarosa y arriesgada, queda ni más ni menos que la cuestión de implantar un nuevo proceso en nuestra organización, y que con frecuencia es un proceso que se entiende mal en las empresas que no son propiamente informativas.

Desde luego, determinar qué es lo que realmente importa medir en el sitio Web dependerá mucho de los intereses y necesidades de cada empresa, pero se pueden ofrecer algunas orientaciones básicas. Básicamente se trata de medir con cuánta eficacia se crea, se edita y se publica contenido. Estos son los tres pilares básicos del proceso de gestión de contenidos Web.

En torno a estos tres ejes, hay algunos aspectos que conviene vigilar. Por ejemplo, la adecuación del contenido que se publica a los lectores del sitio Web. No se puede ofrecer una imagen distinta a la que queremos proyectar sobre nuestra empresa o sobre nuestros productos. Sería desastroso, por ejemplo, utilizar un lenguaje serio y formal en una Web dirigida a un público juvenil y desenfadado.

También es importante analizar la rapidez con la que se publica el contenido en nuestra web. Si necesitamos agilidad en la comunicación pero, por la razón que sea, el proceso editorial (o el de autorización, que suele ser más frecuente) demora la publicación en nuestra Web más allá de lo razonable, estamos fallando e incumpliendo nuestros objetivos.

Pero publicar con rapidez no significa publicar con desorden. Hay que vigilar la calidad de los contenidos (de hecho, la calidad debe estar implícita en el proceso de Gestión de Contenidos), de forma que el contenido publicado refleje el estilo y el tono que la empresa pretende. Claro que para esto es imprescindible, previamente, contar con una buena Guía de Estilo Web. Otro día hablaremos más extensamente de ello.

Deja un comentario