Contenidos para móviles: ¿servirá el camino emprendido por Japón?

i-modeCuatro años después, tras el frustrado primer intento de lanzamiento de los servicios de telefonía móvil de tercera generación, vuelve con fuerza el debate sobre los contenidos móviles.
Lo cierto es que ahora, aunque con pasos de plomo y a cuentagotas, parece que poco a poco se van abriendo la posibilidad de modelos de negocio basados en telefonía móvil de tercera generación, la 3G. Lo cierto es que en Japón cogieron una delantera enorme con el servicio iMode (que ni siquiera era 3G, sino 2’5G, como el GPRS), que fue un éxito absoluto con más de 40 millones de abonados y una cifra de negocio impresionante.

iMode ofrece la posibilidad de navegar por Internet,gestionar el correo electrónico, recibir noticias de CNN en inglés, contratar acciones en bolsa, consultar y reservar restaurantes, ver la lista de salidas deaviones del aeropuerto y comprar un billete, tomar fotografías en color…
Y todo esto desde 1999, mientras en Europa fracasaban consecutivamente el WAP y el lanzamiento del 3G, mientras el GPRS pasaba sin pena ni gloria. ¿Y esto por qué?
Básicamente, porque en Japón, antes de desarrollar plenamente la tecnología y realizar su lanzamiento, DoCoMo cerró acuerdos con aproximadamente 200 proveedores de servicios y de contenidos, con lo que, en el momento de comercializar el iMode, la oferta ya era muy importante.
En Europa, la estrategia fue a la inversa: primero, en el caso del WAP, estuvo a disposición la tecnología, y luego pocos servicios, malos y caros. En el caso de la 3G fue aún peor: se anunció a bombo y platillo una tecnología que no estaba a punto, para la que no había modelo de negocio y, por supuesto, para la que no había contenidos.

La hora de Europa

Con todo, parece que ya ha llegado también en Europa el momento de plantearse en serio el modelo de negocio asociado a la información a través de dispositivos móviles. En España, según leo en IBLNEWS, ha sido el diario El País el primero en lanzarse a probar. Reuters, Dow Jones, Bloomberg, CNN, los diarios Asahi Shimbun y agencias de noticias como Jiji o Nippon Hoso Kyokai, se han convertido hace meses en proveedores estratégicos. En Noruega acaba de nacer la primera revista del mundo para móvil.
Para operadoras y proveedores de contenidos el modelo de negocio móvil es muy atractivo, puesto que frente al “gratis total” que impera cada vez más en la interred, nadie cuestiona por el momento que los contenidos móviles son de pago. Por tanto, ante la perspectiva de rentabilidad, hay un gran interés en que se desarrolle al máximo.

Deja un comentario