Nigeria y el timador burlado

scammerTodo el que lleva navegando algunos años por la interred ha recibido alguna vez un e-mail en el que un tal “BOLA SAMUEL” o quizá una tal “MRS MARIAM ABACHA”, o cualquier otro nombre de resonancia africana le solicitaba ayuda para poder sacar de su país, Nigeria, varios millones de dólares (la cantidad varía según las versiones, pero suele rondar entre los 20 y los 50 millones). A cambio de la ayuda que le solicitan al incauto internauta, le prometen que podrán embolsarse entre el 10 y el 30 por ciento de esa cantidad.
Está claro que se trata de una estafa. Es el famoso “Nigeriam scam” (timo nigeriano, también conocido como timo 419, que es el número de la sección del Código Penal nigeriano que se le aplica a este tipo de fraude).

Aunque pueda parecer un timo muy obvio, lo cierto es que son centenares los estafados en todo el mundo, desde hace decenas de años (es un timo anterior a la interred) y se estima que pueden haber obtenido miles de millones de dólares por este procedimiento.
Una vez que consiguen que alguien les responda y aporte datos personales (números de teléfono, fax, cuentas bancarias…), ya difícilmente se desharán de su presa. Poco a poco le van implicando en una inteligente trama, en la que le hacen albergar esperanzas de recibir una importante cantidad de dinero a cambio de una ayuda insignificante. Nunca piden nada en esta fase, generan confianza. Pero cuando el trato está a punto de consumarse… siempre aparece un problema, algún funcionario al que hay que corromper o algo similar, el caso es que se solicita un primer desembolso de dinero, generalmente no muy importante.
Pero si el ingenuo internauta pica, ya lo hará para siempre. Poco a poco le irán involucrando en una trama cada vez más densa, obligándole a desembolsar más y más dinero, a realizar viajes a Londres, o a Madrid, o a Nigeria. Le inducirán a realizar pequeños delitos monetarios, le amenazarán, le harán la vida imposible y le sacarán todo lo que puedan: 30, 40, 50.000 dólares… y más.

Timador timado

Pero, quizá por una extraña ley de las compensaciones, cada vez abundan más en la interred los “scambaiters” o caza-timadores, que son todos aquellos que hacen creer a los estafadores que han “picado” el anzuelo y que, en cambio, se dedican a marearles, hacerles perder el tiempo, recursos y, en las ocasiones más brillantes, incluso sacarles algo de dinero.
Son varias las páginas donde se recopilan las hazañas de los caza-timadores. Podemos destacar 419eater y Scamjokepage, donde se recopilan los hilos de las conversaciones mantenidas por e-mail entre los presuntos timados y los estafadores, llegando en algunos casos a ser de lo más hilarante.
Lo cierto es que esto de cazar al timador tiene todos los visos de acabar siendo todo un deporte, donde lo más meritorio es, además de tomarle el pelo al estafador, obtener algún tipo de “trofeo” como la foto que acompaña a este artículo, o quizá, quien sabe, acabar timando en toda regla al timador. Eso sería para nota.

Deja un comentario