Un mes, y subiendo

ombliguismoPuede parecer un poco ombliguista (que lo es), pero no me he podido resistir a evaluar la trayectoria de martinalia.com en este poco más de un mes que lleva de andadura.
Mentiría si digo que tenía muy claro un objetivo cuando comencé a publicar artículos en la interred. Desde hace tiempo sentía la necesidad de compartir una serie de reflexiones, en parte profesionales, en parte no, pero no acababa de dar con la forma adecuada.

De hecho, martinalia.com es un dominio que tengo reservado desde hace ya bastante tiempo, pero cuyos contenidos han estado restringidos con contraseña hasta el mes pasado.
Numerosos experimentos previos no me habían satisfecho. Siempre me parecía que sobraba algo o que faltaba lo fundamental. Tampoco es que piense que ahora responde exactamente a mis expectativas, pero desde luego sí que he logrado sentirme cómodo con el formato.
Inicialmente no había previsto publicar un artículo diario. Fue algo espontáneo y casual, pero a lo que me he ido acostumbrando hasta el punto que la escritura y publicación de mi artículo diario ha llegado a ser algo importante para mí.
Lo que sí me ha cogido absolutamente por sorpresa y totalmente desprevenido ha sido la acogida de martinalia.com en la interred. Me siento enormemente agradecido a todos los visitante (los hay que vienen por aquí todos los días ¡increible!), y también a los muchos que se han puesto en contacto conmigo para animarme a seguir adelante.

Visitantes únicos

Yo no me podía esperar que en poco menos de 30 días se pudiera consolidar una audiencia estable, por pequeña que sea, para una página web con una temática tan específica (aunque no siempre, ya lo sé): más de 1.400 visitantes únicos. En el ranking de Alexa, por ejemplo (de acuerdo, no es fiable, pero puede orientar…) aparece martinalia.com cuando esto escribo en el puesto 720.005 ¡y esto sólo en un mes!
En fin, estupor, mucho ánimo y un tremendo agradecimiento a todos los que me animan a seguir para adelante. Eso es lo que siento.

Deja un comentario